Aguafuertes del nuevo mundo: «de monstruos y razones adormecidas»

foto – La abeja (Perú)

En esta Aguafuerte del Nuevo Mundo: «de monstruos y razones adormecidas», Haye apela a las conexiones históricas y literarias de nuestra civilización occidental con las «prácticas discursivas demenciales». Estos discursos justifican mecanismos de poder que adormecen posibles salidas humanitarias basadas en la razón.

«¿Se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales sujetos como Trump o Bolsonaro? ¿Guarda alguna lógica encomendarse al pensamiento mágico y no a las verdades científicas para protegerse de las enfermedades?¿Qué cosas nos sumergen en un sueño que mortifica nuestra comprensión, agreden nuestro juicio, anestesian nuestros sentidos?»

para escuchar la columna recordá pausar el reproductor en vivo.


La locura, sus monstruos, la realidad y sus ensoñaciones fantásticas «para para tolerar la realidad» y así justificar algún orden dado de las cosas tienen su claridad mental en el ensayo  «Elogio de la Locura» escrito en 1511 por el humanista Erasmo de Róterdam. Se trata de una serie de discursos que elogian a la demencia, en una satírica e ironía política de las supersticiones que dominaban en aquellas épocas medievales. Una de sus preguntas: ¿no está lleno de locura todo lo que se hace entre los mortales?

Erasmo de Róterdam: uno de los grandes humanistas del siglo XVI, amigo de Tomás Moro. Su obra más relevante, «Elogio de la locura» (1509)

 

A finales del siglo XVIII, el pintor y grabador aragonés Francisco José de Goya también abordó «con tonos mas sombríos las tinieblas de la razón» comenta Ricardo Haye. La locura como un sueño inquieto del hombre se expresó en sus obras en la aguafuerte (técnica de grabado), «El sueño de la razón produce monstruos» de la serie los Caprichos, publicada en 1799.

Tesis 11 – asociación civil cultural y biblioteca popular

Hasta finales del siglo XIX la locura «se relacionó con quienes rechazaban las normas sociales establecidas». En nuestros días, ¿será la locura una nueva normalidad?, tal cual se inquieta el novelista de ciencia ficción y fantasía, el norteamericano Rick Yancey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.