Movilización popular este viernes en rechazo a la modificación de la ley que pone bajo amenaza al Golfo San Matías

Dialogamos con Suyhay Quilapan, integrante de la Asamblea por la Tierra y el Agua de Las Grutas, para que nos comente los detalles sobre la movilización popular en rechazo a la modificación de la Ley 3308.

El 25 de agosto, con 42 votos a favor y uno en contra, se aprobó en primera vuelta el proyecto para «fortalecer el control y fiscalización del transporte de hidrocarburos líquidos y/o gaseosos por ductos en Río Negro». Esto supone una modificación de la Ley 3308 (conocida como Ley Lasalle), promulgada en 1999 para resguardar a la costa y su hábitat de posibles incidentes de contaminación. Allí se establecía la prohibición de «las tareas de exploración y extracción petrolífera y gasífera, los oleoductos y gasoductos y la construcción de terminales para los buques en el Golfo San Matías y en el mar territorial rionegrino.»

En aquella ocasión, la normativa había sido fruto de una gran movilización de vecinas y vecinos, militantes y proteccionistas del medioambiente que veían la necesidad de una legislación que resguardara el medioambiente. Es decir que la ley reflejaba la decisión popular sobre los recursos naturales para ésta generación y las generaciones venideras. Pero aún así, ahora pretenden modificarla a puertas cerradas, sin el debido debate y sin abrir el juego hacia una participación real de la comunidad.

El proyecto aprobado recientemente en la Legislatura rionegrina para construir vías de transporte desde las zonas productoras de gas y petróleo, amenaza la continuidad de ese resguardo y hace peligrar el hábitat en la zona del Golfo San Matías. Por eso vecinxs y organizaciones ambientalistas vienen advirtiendo en estos días acerca del impacto negativo que suponen las actividades vinculadas con los hidrocarburos.

Fernando Cabrera, referente del Observatorio Petrolero del Sur, explicó esta semana ante el micrófono de Antena Libre que una de las consecuencias de mayor impacto de la construcción de un oleoducto desde Añelo a Sierra Grande. Esta podría ser la contaminación del mar rionegrino.

El proyecto anunciado por YPF de la construcción de este oleoducto de 700 km. alertó a las organizaciones ambientalistas, por eso desde la semana pasada se vienen realizando actividades informativas y reclamos varios. Así lo relata en esta nota Suyhay Quilapan, integrante de la Asamblea por la Tierra y el Agua de Las Grutas, en representación de la Pastoral Social, quien también participa en una multisectorial que integra a vecinxs, ambientalistas, académicos y estudiantes, y a la que esperan que también se integren representantes del empresariado.

La próxima convocatoria es este viernes 9 de septiembre a las 10:00 de la mañana frente a la Legislatura rionegrina en Viedma. Quienes no puedan acercarse, está la posibilidad de participar con posteos en redes sociales, para rechazar estas modificaciones arbitrarias al texto de una ley que ha sido participativa desde su surgimiento. Si se realizara hoy un estudio de impacto ambiental, seguramente daría los mismos resultados que en su momento hicieron necesaria su promulgación.

Escuchá la nota completa aquí.