Laura, una víctima más del patriarcado

Una nueva víctima del patriarcado murió en la ciudad y para comprender su caso compartimos el comunicado de la organización feminista La Inapropiada Colectiva,
TODAS SOMOS LAURA
Laura fue víctima de una sociedad patriarcal, machista y misógina.
Queremos contar su historia porque SI sabemos el calvario que ella sufrió, y porque se acercó a nosotras a pedir ayuda. Llorarla es poco, contar su historia es lo mínimo que podemos hacer.
La noticia del deceso de Laura nos atravesó como una flecha en el corazón. Laura se acercó a nosotras en varias oportunidades a PEDIR AYUDA.
De joven, fue víctima de abuso sexual en su entorno familiar.
Como VÍCTIMA DE ABUSO, Laura, fue hasta la ciudad judicial de Fiske Roca para hacer la denuncia contra el abusador pero recibió la peor de las respuestas: los casos de abuso prescriben después de cierto tiempo transcurrido. La justicia no tomó su caso porque había caducado. Como no encontró respuesta, hizo pública su situación para ALERTAR otros entornos del abusador, y que no viva tan impunemente. Tampoco fue gratuito; ahí se sucedieron mayores amenazas.
Laura pidió ayuda para saber qué hacer con la VIOLENCIA que ejercía contra ella una de sus ex parejas, quien la maltrataba y amenazaba constantemente. De la misma manera, fue víctima de VIOLENCIA ECONÓMICA. Tampoco encontró reparación de parte del estado en general y de la justicia en particular. Nuevamente el desamparo institucional la dejaba sola.
Laura murió agobiada por un dolor profundo. Por gritos desgarradores que parecían no hacer eco en las instituciones que tienen responsabilidades en acompañar mujeres como Laura, que necesitan que la justicia investigue, que la justicia proteja, que la justicia indique lo que era justo para sus hijes y para ella.
A Laura después de tanta violencia sufrida, la abandonó el Estado y la justicia machista-patriarcal. Y su historia es la de todas en algún sentido. Su historia es la historia de cómo la falta de justicia mata de muchas maneras. Laura amaba a sus hijes y hermanes con todo su corazón, pero vivía con profundas heridas que necesitaban más consuelo que las redes feministas. Necesitaban justicia para que lxs responsables de su tormento no vivan con tanta impunidad y continuarán haciéndole daño.
Estamos hartas. No queremos más finales como el de Laura.😞
VÍCTIMA DE TODAS LAS FORMAS POSIBLES DE VIOLENCIA, hoy no está para contar su dolor, pero nosotras sí. La REFORMA FEMINISTA tiene que suceder, la JUSTICIA PATRIARCAL Y MACHISTA tiene que caer.
FUERZA A SU FAMILIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.