Uno de los testimonios relevantes de ayer fue la del actual comisario Daniel Uribe, de la comisaría cuarta de Cipolleti y en momentos que Daniel Solano desapareció era titular de la comisaría 33 de Allen. Uribe fue el encargado de supervisar las tareas de búsqueda de Daniel y entrevistar a los policías que se lo llevaron del boliche Macuba.



 

Un dato revelador que dio Uribe ayer fue que el policía Pablo Albarrán Cárcamo lo consultó sobre “que pasaría si algo malo pasaba con los policias” a lo que el comisario le contestó que la Justicia sería la encargada de intervenir en esa situación.

Cárcamo, junto a dos de los imputados, estaba de servicio en tanto otros tres que  cumplían adicionales en el boliche Macuba donde se lo vio por última vez a Solano. El Comisario Uribe también remarcó que las pistas que dieron los perros en base a las prendas de Daniel Solano iban en dirección al río, donde otros testigos ya dijeron que se habrían llevado al joven y donde un compañero del trabajador rural, en los primeros rastrillajes, encontro la billetera que luego desapareció en manos de los efectivos policiales acusados.