La memoria no se aísla: la desaparición forzada de Sergio Ávalos, 17 años de impunidad

La  memoria no se aísla es la columna de la periodista y militante por los derechos humanos Paola Arias, en ella reflexiona y recoge testimonios sobre la lucha por la memoria en tiempos de pandemia.

El 14 de junio del 2003 desapareció el joven estudiante universitario Sergio Ávalos, cuando asistió al conocido boliche de Neuquen capital, «Las Palmas».

De acuerdo a la versión periodística de Guillermo Elía, Sergio entabló en el boliche conversación con una mujer relacionada con un funcionario provincial, lo que provocó que los agentes de seguridad intervinieran y se lo llevaran.

Según el mismo relato, las personas golpearon al joven hasta matarlo y luego ocultaron su cadáver. Es la visión más firme, que fue tomada por la familia y defensa de Ávalos.

La causa actualmente está en la justicia federal como desaparición forzada de persona y el año pasado comenzaron las indagatorias a las fuerzas de seguridad del local bailable, con un total de 40 testimonios.

Los abogados del conocido caso Daniel Solano, Sergio Heredia y Leandro Aparició son también los actuales abogados querellantes de la familia Ávalos.

El 14 de Junio se cumplen 17 años de la desaparición del joven estudiante y las audiencias avanzan como pueden, ya que el fiscal Federal Darquier y el juez Federal Villanueva se tomaron su «tiempo» para movilizar el pedido.

Paola Arias en su columna semanal indaga en los casos de desapariciones durante la última dictadura cívico militar, pero además, en las desapariciones forzadas que siguieron en años de democracia. Tal es el caso de Sergio Ávalos.

Con testimonios de su hermana Mercedes que solicitó acompañamiento, esta vez pidiendo justicia en las redes sociales, la memoria de Sergio sigue más presente que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.