Mediante un comunicado de prensa de las Clínicas y Sanatorios, responsabilizaron a la falta de actualización del costo de las prestaciones, una suba importante de los impuestos y las cargas patronales de ser los responsables de la crisis que atraviesa del sector. Cerca de 2.500 personas trabajan en forma directa con las empresas de salud privadas y un  60 por ciento de la población utiliza el sistema privado según detallaron desde el sector empresarial.

Foto: Eduardo San Martin

“Los costos necesarios para la prestación de los servicios, aumentó muy por encima de aquellos. En primer lugar, con aumento de los costos laborales del 40%, una inflación del 48%. Y con rubros específicos y de alto impacto en los costos de las clínicas y sanatorios, como lo son los insumos médicos, medicamentos y materiales, que aumentaron en el orden del 60%. También la carga impositiva aumentó desproporcionadamente. A título de ejemplo, el impuesto a los ingresos brutos, de alta incidencia, un 67%” argumentaron desde el sector de clínicas y sanatorios privados de Río Negro.

Comienza protesta en sanatorios privados

Las entidades privadas advirtieron que en la medida que los aranceles no se actualicen “esta crisis sólo tiene posibilidades de acentuarse”.  Actualmente el 60% de la población tiene cobertura social a través de obras sociales y empresas de medicina prepaga, con atención, casi plena, en instituciones privadas según informaron desde el sector y advirtieron que podrían provocarse despidos como correlato de esta situación.

Y por otro lado, el impacto que, inevitablemente tendrá en el desempleo, con los conflictos sociales que esto acarreará.