La Universidad de Jujuy califico de «atropello» y repudio la detencion de estudiantes dentro de su edificio

La Universidad de Jujuy se pronuncio frente a la detención de Joaquín Quispe e Ignacio García, dos estudiantes que estaban dentro del predio de la Facultad de Ciencias Agrarias.


 

Imagen obtenida del video filmado por compañeros del estudiante detenido.
Imagen obtenida del video filmado por compañeros del estudiante detenido.

A las 3 de la mañana cinco patrulleros de la policía provincial se detuvieron frente al edificio universitario y efectivos policiales ingresaron al lugar donde estudiantes realizaban un asado.  Tras una breve discusión se llevaron detenidos a los dos estudiantes.

Frente al hecho la autoridades de la Universidad afirmaron que la actividad esta autorizada y denunciaron que «el operativo realizado fue a todas luces ilegal pues no respetó lo establecido en el Artículo 31 de la Ley N° 24.521 de Educación Superior que determina: “La fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales si no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”.

De acuerdo a un comunicado de prensa difundido por la casa de estudios «la prepotencia y arbitrariedad con la que actuó la fuerza policial representa, muy especialmente, una gravísima actitud de amedrentamiento hacia los jóvenes universitarios y sus instituciones. Refutamos las explicaciones esgrimidas por las autoridades policiales por cuanto no se actuó conforme a derecho, porque los registros audiovisuales existentes y las declaraciones de los propios estudiantes confirman que las detenciones no fueron en la calle, que existió un operativo desmedido y que el ingreso al predio de la Facultad de Ciencias Agrarias se realizó forzando la puerta de acceso sin orden de un juez o solicitud de autoridad competente».

Después de permanecer tres horas detenidos y tras  la intermediación de abogados y organismos de derechos humanos, Quispe y Garcia recuperaron su libertad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: