La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) fue recibida en el Establecimiento Penal de la ciudad de General Roca.En el encuentro estuvieron presentes el Secretario de Seguridad provincial, Miguel Bermejo y el nuevo Interventor del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), Fernando Azcoaga. La delegación del gremio estuvo encabezada por su Secretario General provincial, Rodolfo Aguiar y la Secretaria General de la Seccional AVE Rosa Ñanco. También participaron del encuentro Luciano Costa integrante de la Seccional y trabajador penitenciario, Alejandro Montecino y Miguel Marquez.

Desde ATE se renovaron los reclamos que se habían planteado con anterioridad y se presentó un extenso informe detallando la crítica situación que hoy atraviesa el Sistema Penitenciario Provincial y sus trabajadores.Se puso el acento en las condiciones laborales, como la falta de personal, indumentaria y elementos de trabajo necesarios para garantizar la seguridad de los internos y la integridad física de los celadores, como equipos de comunicación, teléfonos, handies, detectores de metales y chalecos de seguridad antifacas.

También se solicitó la instalación de cámaras de seguridad que cubran el perímetro de los establecimientos penales y las resoluciones de todos los reclamos administrativos efectuados por los empleados, cambios de escalafón, reconocimiento y pago de más de 3.500 horas extras adeudadas, adicionales no percibidos y otros.

Desde el Sindicato se propuso comenzar a trabajar en un Convenio Colectivo para el sector, cuestión esta que fue bien recibida por el Secretario de Seguridad. Rodolfo Aguiar se refirió al respecto, diciendo “Mucho se ha dicho sobre democratizar las distintas órbitas del Estado, pero se avanza poco en ese sentido. No existirá democratización en este sector hasta no contar con un Convenio Colectivo”.

Por su parte Bermejo informó que el Juez Chirinos había adelantado que ya se encontraban cargadas las partidas presupuestarias para el Servicio y que las mismas llegaban a 30 millones de pesos, de los cuales 9 millones estaban destinadas a obras y el saldo restante al mejoramiento integral de las condiciones, de los cuales 1 millón se erogarían en los cursos de ingresos de nuevos agentes y la capacitación de los existentes. También se asumió el compromiso desde el gobierno, para incorporar nuevo personal en un plazo de 2 meses.

Aguiar sostuvo “La desidia del sistema es desde hace años, los trabajadores no necesitamos palabras, sino hechos. Esperemos que esta vez se invierta todo el dinero necesario para mejorar integralmente el Sistema”.Finalmente las partes acordaron volver a reunirse en 30 días con el objeto de evaluar los distintos avances.

Al finalizar el encuentro, Luciano Costa referente de los trabajadores dijo “Creemos que el encuentro ha sido positivo, pero en definitiva serán los trabajadores quienes decidirán suspender o no las medidas previstas. Es que existieron hasta aquí, muchas promesas incumplidas”.

Fuente: Prensa ATE