Vecinos de barrio Nuevo se quejaron por los cortes continuos de agua o la falta de presión que vienen padeciendo desde hace varios días. Desde la empresa Arsa se manifestó que los problemas se deben a cuestiones eléctricas.

“Al cortarse la luz se detienen los sistemas de bombeo y el agua no llega a las cisternas. Creemos que esto seguirá sucediendo esto que ajusten los sistemas eléctricos que se han visto superados por la alta demanda de energía”, explicó Gustavo Suárez.