Persecución sindical: denuncia penal a Pablo Barreno, dirigente del gremio judicial

foto – Federación Judicial Argentina

La presidenta del Supremo Tribunal de Justicia de Río Negro, Liliana Piccinini denunció penalmente al dirigente sindical de SITRAJUR, Pablo Barreno, quién también se desempeña como diputado provincial por el frente de TODOS por violar el art. 205 del Código Penal, según consta la denuncia. Desde el gremio y la Federación Judicial Argentina repudiaron el accionar del STJ y alertaron sobre la creciente criminalización de la actividad sindical en la provincia. 

La denuncia proviene de cuando Barreno y otres integrantes del sindicato recorrían las dependencias judiciales de la ciudad de Viedma para constastar el cumplimiento de las medidas sanitarias, en resguardo de la salud del personal judicial y del público durante la vigencia del ASPO ordenado por el Poder Ejecutivo Nacional.

En otras ciudades, como en Roca, les sindicalistas que tenían la misma misión que Barreno fueron impedidos de ingresar a las dependencias judiciales por las fuerzas de seguridad.

Paradojicamente, la presidenta del STJ, Liliana Piccinini denunció a Barreno por violar las medidas sanitarias, ya que el artíclo 205 del Código Penal expresa que, «será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”. Hasta ahora es el único notificado de la causa penal.

Emiliano Sanhueza, secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Río Negro (Sitrajur) se expresó por esta nueva embestida del Poder Judicial hacía trabajadores judiciales que ejercen su derecho gremial:

para escuchar la entrevista recordá pausar el reproductor de radio en vivo.


Desde la Federación Judicial Argentina expresaron que «la medida constituye un flagrante atentado a la libertad sindical a la vez que un caso de criminalización de la actividad sindical dado que les compañeres en ningún momento cometieron delito penal alguno sino que cumplían con su obligación gremial».

Así mismo, cuando recorrían las dependencias judiciales, desde el Sindicato de Trabajadores Judiciales de Río Negro comunicaron que les dirigentes estaban acompañados por inspectores de la Secretaría de trabajo, y por lo tanto Piccinini con la denuncia se encuentra «contraviniendo la ley 23551 y la 5255 de la SET».

La Comisión Directiva Central de SITRAJUR comunicó que «se trata de una maniobra atentatoria de la libertad sindical y que busca que no exista actividad sindical ni que los integrantes del SITRAJUR cumplan con su función de defensa irrestricta de los derechos de trabajadorxs judiciales y en especial de la preservación de su salud en un contexto de pandemia».

Exigen el sobrebreseimiento de Pablo Barreno y el archivo de la causa. Además anunciaron que recurrirán a los organismos provinciales, nacionales e internacionales para denunciar lo que consideran una «burda maniobra persecutoria».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.