La investigadora Mariana Giaretto realizó un análisis sobre las tomas de tierra

Foto: Canal Abierto

La toma de tierras en la Argentina ha sido un tema que en los últimos meses ha repercutido mucho en los medios de comunicación y en la opinión pública, pero esto no es un problema de ahora sino que es una problemática estructural, así lo señaló Mariana Giaretto, socióloga, docente, investigadora y autora del libro “Ciudad en conflicto: un análisis crítico de las relaciones entre el estado capitalista y las tomas de tierras urbanas”

“Es un tema que es estructural, no es un tema de coyuntura o accidental, pero cada determinado ciclo vuelve a impactar en la agenda pública como problema”, expresó resaltando que en estos meses de pandemia ha impactado por su masividad, pero el problema del acceso a la vivienda es de larga data, de todo el país y de todas las ciudades latinoamericanas.

Explicó que es importante caracterizar las causales, porque en las ciudades de nuestra región  los sectores trabajadores tienen que acceder a la ciudad a través del mecanismo de auto urbanización, asentarse de alguna manera porque el estado de manera formal no lo permite.

“El estado de intervención estimula y promueve la mercantilización de la tierra a nivel exorbitante y responde a quienes toman tierra con una política de criminalización. Es una situación compleja que impacta en la agenda pública y en la vida cotidiana de muchas personas”.

La investigadora habló de un déficit habitacional histórico, de especulación inmobiliaria, y de la criminalización que se hace a quienes toman tierra no solo por parte del estado sino también por parte de diferentes sectores políticos. “El tema de la criminalización es muy grave porque el estado invierte en formas de políticas represivas, antes que en las formas de organización popular que solamente implica un lugar para vivir. Esto simplemente hay que desnaturalizarlo porque esa no es la respuesta”.

Todos los factores socioeconómicos son sin lugar a dudas un serie de condiciones de posibilidad para que la gente se organice y termine tomando tierras. “Es una situación de mucha vulnerabilidad y de riego familiar, si la gente lo asume es porque realmente detrás hay una necesidad”, finalizó.

Análisis completo:

Para escuchar el audio recuerda pausar el reproductor de radio en vivo en el inicio de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.