Presentan campaña contra el maltrato infantil durante la pandemia

La Comisión de Abuso Infanto Juvenil del Conya (Consejo de niñez y adolescencia) de nuestra ciudad está realizando una campaña institucional y por redes sociales destinada a brindar información sobre el maltrato infantil en el contexto de la pandemia.

El proyecto busca difundir una guía básica de orientación y recomendaciones, situando en esta ocasión algunos tipos de maltrato hacia los niños, niñas y adolescentes para ser utilizado por las instituciones socioeducativas y la población en general, con la intención de visibilizar este tipo de maltrato.

Dialogamos con tres de las profesionales que trabajan en la temática dentro del CONYA, Susana Torres, Silvana Soraire y María Tosunian, quienes manifestaron que la actual pandemia ha mostrado un empeoramiento de las condiciones de grupos considerados vulnerables (niñes, ancianos, personas con padecimiento mental y personas con discapacidad) y apelan al compromiso de la comunidad para denunciar estas situaciones.

El maltrato infanto juvenil sucede predominantemente en el ámbito intrafamiliar, «son muchos los casos que se fueron registrando y no todos llegan a la justicia, muchos quedaron informados en la fiscalía de niñez, con poca respuesta por parte de la SENAF (Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia)» expresaron.

Además alegaron que

«Los niños no están en las escuelas, que es el lugar privilegiado donde generalmente se producen estas situaciones, sino que ahora quedaron totalmente expuestos a la violencia intrafamiliar. Apelamos a que primos, abuelos, vecinos estén atentos a las situaciones de violencia o abuso sexual infantil y denuncien. Siempre estamos hablando de la presunción, es decir que la persona que hace la denuncia no tiene que llevar las pruebas, eso lo hace la justicia». 

Es de público conocimiento el aumento de casos de denuncias por violencia de género y femicidios, «sin embargo poco sabemos sobre el efecto actual en relación al maltrato infantil», manifiestan desde el Conya.

También, agregan desde la institución que el aislamiento provoca mucho estrés, porque muchos adultos han perdido su fuente laboral o tienen mayor exigencia de trabajo a distancia, lo que puede actuar como disparadores de episodios violentos y esto se traduce en un mayor riesgo de maltrato infantil.

Además, el temor de contagio ha hecho disminuir enormemente las consultas médicas programadas, la atención psicológica y todo tipo de tratamiento ambulatorio.

Por lo que rescatan esta campaña para sumar esfuerzos y acompañar a las familias y les niñes que padecen estas problemáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.