La memoria no se aísla, por Paola Arias: siete genocidas de cada diez cumplen prisión domiciliaria

La  memoria no se aísla es la columna de la periodista y militante por los derechos humanos Paola Arias. En ella reflexiona y recoge testimonios sobre la lucha por la memoria en tiempos de la pandemia y cómo jueces han beneficiado a genocidas con prisiones domiciliarias, utilizando la excusa de la emergencia sanitaria.

«entre los años 2015 y 2019 aumentaron en un 40% las prisiones domiciliarias» 

Desde el inicio de la emergencia sanitaria por coronavirus, hubo 55 pedidos de prisión domiciliaria por parte de ex represores, según datos de marzo de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad del Ministerio Público Fiscal, que conduce la abogada María Ángeles Ramos.

En la lista de quienes solicitaron este beneficio están los reconocidos represores,  Astiz y Etchecolatz y el ex agente de inteligencia Raúl Guglielminetti (condenado por la causa La Escuelita, ex centro clandestino de detención y tortura de Neuquén), entre muchos otros.

En esta producción especial, participan Taty Almeida, madre de Plaza de Mayo línea fundadora,  Carlos Pisoni, de la agrupación Hijos de Capital Federal y Ruben Eduardo Lopez, hijo del desaparecido en dictadura y luego en democracia, Julio Lopez.

Por su parte, la musicalización es una creación colectiva del Espacio de Percusión de Fiske Menuco-Roca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.