Crecen las «noticias incidentales» y la desconfianza en la información de las redes sociales

La vida social y las rutinas informativas han cambiado rotundamente desde que la pandemia nos obligó a quedarnos en casa, a causa de ello creció el consumo de «noticias incidentales», del mismo modo la desconfianza en la información que circula en redes sociales. Estos son los resultados del último sondeo del Observatorio de Comunicación y Temáticas Sociales FaDeCS – UNComahue sobre impacto del aislamiento en las prácticas informativas de la población de Río Negro y Neuquén.

foto: lacritica.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El reciente estudio realizado por el Observatorio de Comunicación y Temáticas Sociales FaDeCS – UNComahue sobre el impacto del aislamiento social preventivo y obligatorio por COVID-19, en las prácticas informativas de la población de Río Negro y Neuquén arrojó resultados esperados con el fuerte cambió en la vida social que experimenta la población a raíz de la pandemia.

El sondeo señala que hay un consumo intenso de noticias, las personas dedican más horas para informarse, así mismo lo hacen con mayor responsabilidad, ejerciendo una actitud crítica.

Buscan información de medios locales, nacionales y también internacional sobre el avance de la pandemia, las medidas gubernamentales y los impactos económicos.

Un dato importante es que la televisión sigue ocupando el centro del hogar para el consumo general de noticias y por otro lado el uso de la tecnología móvil está orientado hacia un consumo individual, más segmentado.

Las horas pico de exposición a medios e información van desde las 18 a las 22, a lo que se suma además una gran desconfianza en la información que circula sobre todo por las redes sociales, a tal punto que muchas de las personas entrevistadas han abandonado grupos de WhatsApp, porque consideran que la información relacionada a la pandemia es falsa o poco creíble.

Sin embargo, Facebook y WhatsApp siguen siendo las redes y medios más usados para informarse, y en donde las personas mayores de 60 años sobre todo, lee y comparte información, antes que comentar o darle like a alguna publicación.

Igualmente, lo que se a denominado como «noticia incidental» se ha convertido en la forma en que llega la mayor parte de información, esto se da cuando las noticias «aparecen» sin buscarlas, a través del muro de Facebook o a través de sus contactos de WhatsApp.

En este sentido, la encuesta también mostró cierta desconfianza a este tipo de información y creen que los medios (como la TV) dan información clara, contra la confusión que llega a través de las redes.

Además, la mayoría dice chequear la información que recibe en las redes y que es cada persona quien tiene la responsabilidad primaria en la confrontación de las noticias, luego los periodistas.

Esa actitud de poner en duda y confrontar la información, hablan un «monitoreo ciudadano» de los relatos que llegan a través de redes y medios.

Por último, otro eje que se verifica en este relevamiento, es el aumento del trabajo «homeoffice», así como el uso de plataformas de educación a distancia, experiencias que califican en general como positiva, pero con matices diversos en los testimonios.


Escucha la entrevista realizada al docente e investigador del Observatorio, Mg. Fabian Bergero sobre los detalles del estudio:

Aquí el enlace para acceder a los resultados de la investigación:

El último estudio del Observatorio de Comunicación y Temáticas Sociales de la Fadecs sobre el impacto del aislamiento por Covid 19 en las prácticas informativas de Neuquen y Río Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.