Denuncia contra la Facultad de Ciencias de la Educación por discriminación

El caso es de una mujer trans que se desempeña laboralmente en el área no docente de dicha facultad.

En comunicación telefónica con Antena libre Tatiana Breve, la denunciante y damnificada explicó cuáles fueron las situaciones que la llevaron a realizar la denuncia

“Yo soy no docente y además soy una persona trans. Trabajo en ese lugar desde hace 2 años y medio. Con el cambio de gestión se hizo también recambio de Jefe de Departamento en el área de administración, el cual se manifestó desde un primer momento como homofóbico».

“Desde ahí comencé a sufrir situaciones como la desmantelarían de mi espacio de trabajo, me sacaron silla, escritorio y computadora”. Además destacó que tuvo una posibilidad de crecimiento dentro de su carrera no docente, porque se preveía que podía ascender a otro puesto de trabajo, pero como la gestión es homofóbica le dieron el puesto a otra persona.

“Si no estás cómodo búscate otro lugar para trabajar”, Tatiana manifestó que nunca se le respetó su identidad de género y por ello realizó la denuncia formal, ante la Universidad y ante el INADI. “Se puso en juego mi identidad y tenemos una Ley de identidad de género que es fantástica, por eso realicé la denuncia ante el INADI, desde allí estamos tramitando una mediación”.

Tatiana ingresa a trabajar a la Facultad por voluntad de la Decana anterior Adriana Hernández, en ese entonces se empezó a gestionar el cupo Laboral trans en la Facultad, desde el clautro no docente. Posteriormente se trató en el Consejo Directivo y fue aprobado por unanimidad el año pasado. Esta propuesta tiene como objetivo generarle derechos a la población trans que tiene expectativas de vida muy baja.

Por otro lado Tatiana Breve  manifestó que se puso en contacto con el Gremio que nuclea a les trabajadores no docentes y que María Julia Barsottelli, Secretaria General del Gremio está al tanto de la situación, tratando resolverla. “Esto no es solamente contra mi persona, hubo otras compañeras que tuvieron que renunciar a su trabajo por la violencia que ejerce la institución”.

 “No tenemos oportunidades, pero capacidades te aseguro que sí”. Explicó Tatiana y se refirió a otras compañeras que trabajan en Universidades Publicas gracias a la ley de cupo laboral trans.

La denunciante recordó una frase de una compañera que usa como bandera: “Si una persona trans ingresa a trabajar a una Universidad Pública le va a cambiar la vida. Pero si muchas personas trans ingresan a trabajar a Universidades Pública, van a cambiar el mundo”. Por eso explicó que ella no tiene que permitir este tipo de situaciones en ese ámbito.

Por Cleo Centeno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: