Sin respaldo constitucional Jeanine Áñez asume la presidencia interina de Bolivia

Jeanine Añez se declaró a este martes 12 de noviembre presidenta de Bolivia, aplicando la sucesión constitucional y ante la vacancia que existe en ese puesto por las renuncias y el asilo en México al que se acogieron Evo Morales y Álvaro García Linera, y las dimisiones de Adriana Salvatierra y Víctor Borda.

Foto: mdz online

“Me comprometo a asumir todas las medidas necesarias para pacificar el país”, garantizó la representante opositora, en medio del respaldo de su bancada y otros legisladores de la oposición, tras dos intentos fallidos de sesiones en las Cámaras Alta y Baja, por falta de quórum.

La medida surge en medio de una jornada más de incertidumbre a más de tres semanas de protestas por el fraude en las elecciones generales del 20 de octubre, que deparó convulsión social que se prolonga hasta ahora.

“El pueblo boliviano es testigo de que hemos hechos todos los esfuerzos necesarios para canalizar la presencia de los asambleístas de las tres fuerzas políticas, sin embargo, los parlamentarios del MAS no se han hecho presentes han expresado públicamente su decisión de no participar y todos sabemos que el presidente y vicepresidente han presentado su renuncia, abandonando el país, acogiéndose al asilo en México, lo que constituye un abandono de sus funciones”, acotó la ahora mandataria transitoria.

El Alto pide desagravio a la wiphala y desconoce a Áñez

Reunidos en un cabildo en San Francisco, miles de alteños, representantes de 14 distritos, desconocieron hoy a la senadora Jeanine Áñez y exigieron desagravio a la wiphala. También pidieron que el cívico Fernando Camacho y el candidato a la presidencia Carlos Mesa “y otros agitadores racistas, abandonen el departamento de La Paz”.

“Exigimos la renuncia inmediata de la señora Jeanine Añez a la posibilidad de asumir la presidencia interina”, dice uno de los puntos del pronunciamiento.

También demandaron “al parlamento, a la policía y a todas las instituciones del nivel nacional el desagravio de más alto nivel a nuestra emblema sagrada y símbolo nacional la wiphala”.

Entre aplausos, aprobaron pedir “inmediatamente que el señor Fernando Camacho, Carlos Mesa y otros agitadores racistas, abandonen el departamento de La Paz y dejen de confrontar entre los bolivianos”.

Los alteños llamaron a la “unificación de las organizaciones sociales de El Alto y a nivel nacional”. Resaltaron que garantizarán “la sesión de la asamblea legislativa plurinacional para que viabilicen una salida a la crisis política”.

Conminaron a la “asamblea legislativa plurinacional que un asambleista alteño asuma la presidencia interina del Estado Plurinacional”.Y exigieron a la Policía y a las Fuerzas Armadas “que defiendan al pueblo de los sectores populares y no defiendan sólo al sector oligárquico racista”.

Antes, en una marcha, representantes de los protestantes izaron la wiphala en la plaza obelisco junto a militares. “Policías no, militares si”, repetían.

F

FM Bolivia y Nodal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: