Obras sociales universitarias se declararon en «emergencia sanitaria»

Las Obras Sociales Universitarias afirmaron que «estamos al límite de nuestra sustentabilidad financiera y prestacional y declaramos la emergencia sanitaria de nuestro sistema de salud».

Edificio de la obra social en Neuquén capital junto al edificio del teatro, obra inconclusa hasta el momento.

«En 2018, los aumentos salariales paritarios fueron del 26% en promedio y en 2019 debajo del 20%, significativamente menores a los aumentos de los costos prestacionales, que directa o indirectamente están dolarizados. Nuestras OSUs perdieron ingresos millonarios debido al pago de sumas no remunerativas y no bonificables. Los incrementos en el sistema de salud superaron el 50% en 2018 y en el primer semestre de 2019 acumularon el 22,4% mientras que el dólar aumento 110,3% en 2018 y 60,6% en lo que va del año» argumentaron desde la entidad.

En este contexto, la Superintendencia de Servicios de Salud autorizó a las empresas de medicina prepaga aumentos de 40,8% en 2018 y de 26,3% hasta setiembre de 2019. Además,» otorgó a las obras sociales sindicales un aporte millonario»pero quedaron fuera de estas medidas las obras sociales universitarias.

Las obras sociales universitarias atienden la salud de unos 300.000 afiliados, entre los trabajadores de universidades nacionales y sus familias.

Desde el sector se exigió que el Gobierno Nacional «regularice los aportes en forma definitiva y que todos los aumentos salariales se realicen de manera remunerativa, como también la reapertura inmediata de negociaciones paritarias que aseguren la participación de las obras sociales universitarias».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: