El «hombre rana» estará nuevamente en El biombo

La obra, creación de Walter Lusarreta, será puesta en escena nuevamente este domingo 28 de julio. El espectáculo, con músicos, actores y video, es una creación multimedial que parte de unas de las pretensiones de su creador cuando era niño: ser un hombre rana.

El Hombre Rana dice: «(…) En ese momento no, pero ahora lo sé. La bondad no es suficiente, o por lo menos no es suficiente lo que suele entenderse por bondad, esa energía sumisa, cobarde. La única energía que vale la pena es la del amor».


«Hombre Rana nació como proyecto en los últimos días de noviembre del año pasado. Y a fines marzo comenzamos los ensayos de la música. El quinteto esta integrado por Sabina Muruat en piano y teclados, Francisco Fuchs en guitarra eléctrica, Pope González en contrabajo, Mauricio Costanzo en batería y yo en saxos» cuanta Walter.

«Luego me vino la idea de que no sólo la música cuente este viaje, que varios lenguajes lo contaran en simultáneo para enriquecer la narración. Así fue que se sumaron a la propuesta María Robín y Antonio Alías, actriz y actor, y Nicolás Muñoz en animación digital de fotos intervenidas y dibujos hechos por él mismo».

En primera persona, el autor cuenta cómo dio el primer paso para realizar la obra «Hombre Rana es como un rito iniciático, un viaje a la profundidad de lo que somos, al niño, a la niña, a le niñe, para recuperar los pedazos perdidos, o más bien desechados. La dificultad de encontrarlos radica en la imposibilidad de describirlos de nuestro ser adulto. Por eso este viaje o la narración de este viaje, que es lo mismo, no empezó por la voluntad de hacerlo, o por la idea de contarlo. Dos hechos distantes (son los que identifiqué, quizás haya más) abrieron una puerta. El primero fue la visita, hace un tiempo, a una casa en el campo donde pasé mis vacaciones de los cinco a los once años, que estaba igual a entonces, en cada detalle, y recordaba cada uno de ellos como un universo. Supe que la razón de esta percepción aumentada era que las veía (mucho más que eso) con la mirada de mi niñez. El otro fue hace poco, cuando vi la hermosa obra de teatro “Adentro el rojo resplandor del fuego”, a la que considero una obra hermana, o madre. Esta pieza (dirigida por Antonio Alías , con las actuaciones de Fernanda Archanco y María Robin, y el arte visual de Nicolás Muñoz), a partir de una combinación de elementos -el tipo de actuación, la luz, la escenografía, el sonido, la música, los textos- abrió esos canales de percepción aumentada».

La obra ya fue presentada el 8 y 9 de julio con la sala llena lo que dió pié a presentar nuevamente la obra este domingo 28 de julio, a las 21:30 en el Teatro El Biombo, en Rodhe 1.464. «Estas dos funciones fueron una hermosa experiencia y, a juzgar por los abrazos y los amorosos comentarios recibidos, el placer fue compartido» aseveró Walter después de las funciones. Las entradas pueden comprarse en el local de «El Nacional», en Sarmiento 1.204.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: