¿Ayuda Humanitaria o Intervención?

La noticia de un Centro de Evacuación de Defensa Civil de Neuquen financiado por la agencia militar «Comando Sur», que pertene al Ministerio de Defensa Estadounidense, viene despertado mucha preocupación. Se trata de un acuerdo entre el gobierno de Neuquen, Nación y la embajada estadounidense que está siendo denunciado por la multisectorial No a la base Yanki en Neuquen. El 26 de junio Comando Sur volvió al país para reunirse con las empresas petroleras de Vaca Muerta e hicieron practicas conjuntas con las FF.AA. En un contexto de sumisión a los requerimientos del FMI, los pedidos de informe al gobierno de Neuquen en la legislatura provincial no han tenido respuesta. Ante esta situación, hoy jueves 4 de Julio a las 18 en el salón de SEJUN, la multisectorial se reúne para definir acciones e impedir que la «base de ayuda humanitaria» se instale en Neuquen.

por Emanuel Gimenez

La denuncia se presenta como la posibilidad de la instalación a futuro de una base yanqui en la provincia, que se disfraza de “ayuda humanitaria”, pero que esconde los intereses del país norteamericano de ejercer su poder de control sobre un área que contiene en su subsuelo la reserva de gas y petróleo no convencional más grande del país y la tercera más importante del planeta: el yacimiento de Vaca Muerta de 30.000 km2 de extensión y capacidad para 28.000 millones de barriles . Hay suficientes pruebas para desconfiar.

El 9 de julio reciente del 2018, Día de la Independencia Argentina, fue la primer prueba de visibilidad pública del tema, cuando una caravana con un gran número de personas se dirijo al lugar de construcción de la obra financiada por U$S 2.000.000 a través de un supuesto programa con la Embajada estadounidense.

En el transcurso del año pasado la Multisectorial, conformada en ese entonces por 88 organizaciones sociales, ambientales, sindicales, de derechos humanos y partidos políticos, de diferentes corrientes populares conformaron el espacio y con una movilización el 17 de agosto del año pasado hacia la Casa de Gobierno exigiendo respuestas lograron inferir en la decisión del gobierno de no avanzar en el acuerdo, al menos momentáneamente.

No obstante, la nueva victoria del MPN en las elecciones provinciales, en marzo de este año logró legitimar nuevamente la hegemonía de 58 años en el poder, pero sobre todo de los intereses estratégicos de las empresas que se disputan la explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta.

Esto motivó de un nuevo acercamiento del Comando Sur a la región el pasado 26 de junio, donde se reunieron con representantes de las empresas del sector, además de acercarse a la provincia de Misiones, donde se halla el Acuífero Guaraní, cuarta reserva de agua dulce más importante del mundo y que se ha convertido en un objetivo estratégico de Estados Unidos por su gran potencial hídrico y minerológico. Sólo se pudo saber de está visita por información propia del Comando Sur.

Con la vaca atada

El anunció de que se haya retomado la construcción de la base de Defensa Civil fue dado con entusiasmo por el gobierno el año pasado. El proyecto data del 2012 y se había frenado, porque ese año en Chaco ocurrió algo similar, un programa de colaboración humanitaria de la misma agencia, Comando Sur, que financiaba un Centro de Defensa Civil y una gran movilización popular que logró frenarlo.

Al parecer, un nuevo punto de partida fue la visita del embajador interino Tom Cooney en 2017 a Neuquén para hablar de las buenas vistas que tienen en su país sobre Vaca Muerta, alentando las inversiones de multinacionales como Chevron y Exon Mobile que están ocupando el primer lugar en la explotación de los hidrocarburos no convencionales. El encargado de negocios de la potencia imperialista dio la imagen que la relación comercial y diplomática con los EE.UU está en su mejor momento.

Por su parte el secretario general de Gobierno y Servicios Públicos, Leonel Dacharry, en ese entonces también habló y aseguró que las obras “no tendrán costo para la provincia, ya que se harán a través de un programa de ayuda humanitaria de la embajada de Estados Unidos que ejecuta el Comando Sur del ejército de ese país”.

Además precisó que en Neuquén se llegaron a construir las bases y en el 7 de mayo junio llegaron de Estados Unidos “tres ingenieros y un arquitecto del programa de ayuda humanitaria para supervisar la continuidad de las tareas”. En relación a las denuncias y la polémica en Chaco dijo que “porque decían que era una base militar, algo totalmente inexacto ya que son edificios que quedan bajo registro dominal de las provincias”.

La obra está ubicada en el oeste de la capital neuquina, en las afueras del sector Z1 (por donde asoman nuestros barrios populares) sobre la Autovía Norte que a través de 19 kilómetros conecta las cuatro principales ciudades de la región lindantes a Vaca Muerta y a Neuquén Capital, conecta además el Aeropuerto Internacional Juan Domingo Perón con la conocida “Ruta del Petróleo”, por donde circula toda la logística relacionada a la explotación de hidrocarburos ¿Estratégico no?

La ruta del petroleo en amarillo, la Autovía Norte cruza horizontalmente la cuidad por el oeste, son 19 km se encuentra el lugar de la obra.

Consta de 600 m2 donde funcionaría un Centro de Evacuación con salas médicas, acopio de víveres, campamento para 500 personas ante alguna emergencia, una sala de conferencia, oficinas y un helipuerto, producto de este acuerdo entre el gobierno provincial de Neuquén y dicha agencia estadounidense, que se describe a sí misma como:

el Comando Sur de EE.UU. aprovecha las capacidades de respuesta rápida, la colaboración de naciones socias y la cooperación regional dentro de nuestra área de responsabilidad para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EE.UU., defender los acercamientos sureños de Estados Unidos y promover la seguridad y la estabilidad regional”. En Neuquén planean crear un Comité Operativo de Emergencia (COE).

Comando Sur – US Southern Command

La estrategia de dominación colonial

Alreferirse a Comando Sur, Marcela Escobar de la Asamblea Socioambiental de Centenario y Vista Alegre (cuidades lindantes a la capital) declaró en un comunicado que el intervencionismo militar de los EE.UU. utiliza la figura del asesoramiento y asistencia humanitaria generando campañas contra plagas como el dengue, desembarcando primero con cuerpos médicos y luego observadores militares cuyas tareas no tienen nada que ver con los objetivos primarios”.

En tanto concejales y legisladores se han pronunciado en contra en Neuquén a través de pedidos de Informes y Resoluciones. El año pasado, los Diputados Nacionales por Neuquen Dario Martinez y Alberto Ciampini (FpV) y sus pares por Río Negro Maria Emilia Soria y Silvia Horne han pedido que el Ministro de Defensa Oscar Aguad de explicaciones en el Congreso -en sesión especial- según el art. 71 de la Constitución Nacional y el reglamento 204 de la Cámara Baja, ya que la Ley 25.880 y el articulo 75-inc. 28- de la misma Constitución establece que el Congreso de la Nación debe autorizar el ingreso de tropas extranjeras al país.

En 2016 tras la visita de Obama y el cambio rotundo de escenario político con la restauración neoliberal y conservadora se abrieron muchos caminos que estaban presentes pero dormidos en este tema. Con Trump, las relaciones entre el gobierno de Mauricio Macri son más acentuadas, sobre todo en la utilización del gobierno nacional para ejecutar los planes de EE.UU en su politica de injerencia en Venezuela o la disolución práctica de la UNASUR.

Elsa Bruzzone es especialista en temas de geopolítica, estrategia y defensa nacional y miembro del Centro de Militantes para la Democracia Argentina (CEMIDA), en 2016 escribió un artículo titulado “Desembarcan los marines” donde afirma que:

“Estados Unidos utiliza diversas excusas, entre ellas la de ‘ayuda humanitaria’ y ‘apoyó ante las catástrofes naturales’, para instalar bases militares disfrazadas de bases científicas. Estas bases encubiertas siempre las instalan en zonas donde hay recursos naturales altamente estratégicos: agua, tierra fértil para producción de alimentos, minerales, hidrocarburos, biodiversidad”


“Lo que buscan es cerrar el cerco sobre todos los recursos naturales que tenemos en nuestra América. Las bases militares, cubiertas y encubiertas, que ha instalado en Centroamérica y el Caribe, sumadas a las que tienen en Colombia, Perú, Chile, Paraguay, junto a la base militar de la OTAN en Malvinas, más el destacamento británico en las Islas Georgias, cierran el cerco sobre todos nuestros recursos naturales y reafirman su presencia en la Antártida”.

Elza Bruzone

Una base militar escudada bajo el eufemismo del combate al ”narcotráfico y el terrorismo” es el pretexto ideal de EE.UU en la injerencia y para ello articuló lo que se conoce como Sistema Interamericano de Defensa (SIAD) y Comando Sur es el encargado de aplicarlo en la región y en el Caribe, cuenta con la presencia de 3000 civiles y militares en la región y su doble misión es vincularse programas civiles de cooperación combinadas con acciones de seguridad con fuerzas locales.

Hay que tener en cuenta que Comando Sur actúa independientemente de las competencias políticas que pueda tener la embajada, que en toda caso es la institución civil que debiera encargarse de programas de vinculación humanitaria.

Uno de los puntos del informe Estrategia del Comando Sur de los Estados Unidos 2018amistad y cooperación para las Américas prevé la activación de la Cuarta Flota de los Estados Unidos que está en desuso desde 1960, ésta precisa de un portaaviones y varios submarinos que se introducirán en la región, una superficie que comprende 11 200 km² de norte a sur y 4 800 km² de este a oeste.

Esto surge de la necesidad del Imperio de resguardar sus intereses ante gobiernos que consideran enemigos, como Venezuela y protegerse de la influencia de Rusa y China , así lo confirma parte de su plan es el “compromiso contra el Narcoterrorismo (CNT), las actividades, la asistencia humanitaria y operaciones de socorro con el fin de promover la democracia, la estabilidad, y los enfoques colectivos a la seguridad regional. Cuando sea necesario, responder de manera unilateral o multilateral a las crisis que amenazan la estabilidad regional o de interés nacional” .


Desde la Multisectorial se están haciendo los esfuerzos para visibilizar la situación en el pueblo neuquino, pero además en todo el país por las consecuencias regionales que ello presenta. Mientras tanto la alerta permanente e interpelar, desde las instancias legales y la participación ciudadana, para que el gobierno provincial de datos fehacientes de que se trata este proyecto que tiene más título de Intervención que “ayuda”.

#Multisectorial por la Soberanía territorial-No a La Base Yanke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: