La comunidad educativa de la UNCo advirtió de «la grave situación» que atraviesa el sector

En el marco de la Marcha Nacional en Defensa de la Universidad, la Ciencia y la Tecnología en CABA, y del Paro Docente Universitario, la intersindical de la UNCo conformada por ADUNC, APUNC, FUC y CEDIUNCO dio a conocer, en conferencia de prensa, «la enorme preocupación por la situación crítica del sistema universitario, científico y tecnológico». Actualmente el gobierno nacional adeuda a la casa de estudios 60 millones de pesos.


«La falta de acuerdo salarial docente a más de 3 meses de vencida la paritaria y en un contexto de creciente inflación no sólo obliga a docentes a financiar esa inflación con su bolsillo sino que además pone en riesgo la continuidad de las actividades académicas. La docencia universitaria no tiene ninguna certeza aún de cuál va a ser la pauta salarial 2019 y todos los días pierde poder adquisitivo en su salario» fue una de las problemáticas planteada en una conferencia de prensa de la que participaron representantes de docentes, estudiantes y no docentes de la Universidad Nacional del Comahue.

Otro de los temas que planteó fue el presupuestario «a Comahue en 2018 se le aprobó en el Congreso un aumento de presupuesto de tan solo 22% cuando la inflación había sido del 48%. Fueron 2450 millones cuando la UNCo para funcionar correctamente necesitaría 3600 millones.
Pero no sólo ese presupuesto, que ya era de ajuste en octubre, se licuó por la inflación actual, sino que encima el Gobierno Nacional no ha enviado durante 2019 un solo peso de las partidas de funcionamiento: esto es, pago de servicios, contrato de limpieza, insumos, actividades de docencia, salidas de campo y política de bienestar».

De acuerdo a datos dados en la conferencia de prensa, son cerca de 60 millones la deuda del Gobierno nacional con la UNCo. La falta de presupuesto en nuestra Universidad tiene consecuencias en múltiples planos. 

El sector docente denunció que «no se trabaja en condiciones adecuadas, por falta de espacio, de equipamientos o de fondos para algunas tareas. Docentes y no docentes cubren algunos elementos o gastos de sus propios bolsillos y se mendiga de oficina en oficina para buscar financiamiento para alguna actividad. No hay fondos para formarse, para viajar a Congresos, para publicar ni pagar viáticos para organizar conferencias. En ese marco los fondos de investigación están congelados hace varios años y las y los docentes investigan con enorme esfuerzo, casi sin financiamiento y buscando vías alternativas e individuales para cubrir los gastos».

En el sector estudiantil la falta de presupuesto «impide que se pueda cumplir una política de bienestar acorde a los tiempos que corren, acorde a las necesidades de quienes realmente necesitan ese aporte estatal. Genera que no se puedan aumentar las becas, crear nuevos comedores en las sedes que no los tienen, mejorar o construir residencias estudiantiles que permitan a los que no tienen la posibilidad de alquilar poder permanecer en las carreras. La falta de presupuesto genera que no se puedan mejorar o construir los edificios que necesitamos de nuestras facultades«.

La situación de ahogo presupuestario también se traslada a sectores relacionados con la investigación y la ciencia «las reducciones presupuestarias en INTA, los cierres de los IPAF y las Secretarias de Agricultura Familiar y también en el CONICET donde sólo este año más de 2000 profesionales formados en nuestro país y en las Universidades Públicas, han sido expulsados del sistema».

Todos los sectores que participaron de la conferencia de prensa realizada en la sede central de UNCo, en Neuquén Capital el jueves al mediodía convocaron » a toda la comunidad universitaria y las autoridades ah desplegar un gran movimiento de defensa de nuestra Universidad exigiendo al Gobierno Nacional respuestas inmediatas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: