Las diputadas nacionales María Emilia Soria y Silvia Horne, junto a la senadora Magdalena Odarda, presentaron una denuncia penal contra el gobernador, Alberto Weretilneck, por los delitos de “incumplimiento de los deberes funcionario público, prevaricato y cohecho”.

La denuncia penal de las parlamentarias surge como consecuencia de los datos que publicó el diario Clarín en la columna del periodista Ignacio Zuleta -y que contaron con la ratificación de distintos medios locales-, que revelan: “Weretilnek aseguró a Macri que ya tiene los votos en el tribunal de justicia de su provincia para que le admitan que su primer mandato no fue de gobernador y que la constitución rionegrina no previó los efectos de un magnicidio”.

En este sentido, Soria expresó: “estamos ante un hecho de una gravedad institucional inusitada. Un gobernador que anda por los despachos de la Casa Rosada, haciendo gala de que ‘ya tiene arreglados’ a los jueces del Superior Tribunal de Justicia de la provincia para violar la Constitución y las leyes, algo que habla a las claras del nivel de desfachatez de Weretilneck y fundamentalmente del desprestigio de la Justicia rionegrina”.

La también denunciante, Silvia Horne sostuvo que “por eso no solamente hemos denunciado penalmente al gobernador y a los integrantes del STJ que deberán aclarar debidamente esta grave situación, sino que también hemos solicitado como testigos a los funcionarios públicos que participaron de esa charla en la Casa Rosada  y fueron testigos de la confesión de Wereltineck, por eso hemos requerido como testigos al mismísimo Presidente de la Nación, al Jefe de Gabinete Marcos Peña y al diputado Sergio Wisky, quien deberán dar cuenta de la descarada confesión efectuada por el gobernador de la provincia”.

Fuente: ADN