La Asamblea socio ambiental Fiske Menuco comenzó una campaña para advertir sobre la incidencia de la extracción de petróleo y gas con la técnica conocida como fracking.

La cartelería esta ubicada en distintos lugares de circulación como paradas de colectivos donde se advierte sobre la cantidad de litros de agua que se utiliza en los pozos de hidrofractura, los químicos y la arena silícea, con efectos nocivos sobre la salud humana.

Diputada pide que la UNCo realice un consultoría sobre el pozo que sufrió derrame en Allen

En el caso de la arena, el acopio se realiza en la estación de trenes de Padre Alejandro Stefenelli, donde ya se realizaron reclamos por la falta de cuidados a la hora de su manipulación. La arena silícia, que llega a la zona vía tren y es trasladada a Allen y Neuquén, es mucho más fina que la arena común y afecta las vías respiratorias.

Arena sílicia. Foto: Mexican Barite Marketplace

El accionar de la organización ambiental se suma a otras como el Observatorio Petrolero del Sur y la asamblea permanente por el Agua de Allen, que vienen denunciando las consecuencias negativas de la extracción de petróleo y gas en base a la hidrofractura con el “pasivo ambiental” que deja como remanente