Vecinos y organizaciones de Allen sortean la falta de información sobre derrames en Allen

Los obreros rurales, los trabajadores petroleros, los chacareros y particulares que cuentan con drones sumaron imágenes para sortear la falta de información oficial y el descreimiento sobre los múltiples derrames en los pozos de hidrofractura en Allen. Una de las medidas de la empresa es sacar los teléfonos celulares para que no se «filtren» imágenes sobre los derrames.

Imagen aérea obtenida por el Observatorio Petrolero del Sur.

La movilización de la comunidad allense para buscar ellos mismos información en los lugares donde se producía los derrames obligó a la policía de Río Negro a «blindar» la zona aledaña a los pozos para evitar que particulares tomaran registros de los hechos.

«A mi no me llama nadie de Allen» aseveró la socióloga Maristella Svampa que recientemente publicó el libro «Chacra 51» donde relata en primera persona como la explotación de hidrocarburos reemplaza a la producción frutícola en el Alto Valle. La investigadora aseveró que la pauta publicitaria de organismos del estado hace que el tema de la contaminación también este ausente en las agendas periodisticas. 

Video registrado por la Asamblea en el último derrame del pozo EFO 355. 

Diego Rodil, investigador y trabajador del INTA fue censurado a la hora de publicar una ponencia donde argumentaba las consecuencias negativas en la convivencia de la explotación de hidrocarburos en el mismo espacio que la fruticultura.

Breve comunicado de YPF sobre el derrame en el pozo EFO 355 de Allen

Juan Carlos Ponce, de la Asamblea por el agua del Comahue Allen, afirmó que «los comunicados de YPF son tan mentirosos, porque a las empresas no les importa nada».  El ambientalista fue crítico hacia los organismos del estado que deben controlar la extracción petrolera además de las autoridades locales.

Las imágenes y video que se dieron a conocer del último derrame, en su mayoría pertenecen a particulares que se aventuraron por la zona rural, saltando canales y sorteando la presencia policial para registrar la situación.

En el caso de la comunicación que depende la provincia, la propia Secretaría de Medio Ambiente Provincial, Dina Migani, se encargó de aclarar la aplicación del protocolo para casos de contaminación pero sin ninguna imagen del derrame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: