La actividad de la Central de Trabajadores Argentinos  se concentró en la refinería de la empresa estatal YPF ubicada en Guerrico.  También se pidió la expropiación del aeropuerto que posee el empresario inglés Joe Lewis del aeropuerto, en la zona de Sierra Grande, con dimensiones iguales a la de Aeroparque

“Vale la pena destacar que mientras el Ejecutivo continúa manifestando no tener recursos económicos, las empresas extranjeras continúan saqueando con multimillonarias ganancias todas las riquezas propiedad del pueblo argentino, llevándose los recursos no renovables dejando a cambio solo tierra arrasada” denunció la CTA.

La Central afirmó que  “no habrá una segunda y definitiva independencia mientras se siga pagando la deuda externa, explotando a gran escala los recursos naturales no renovables como el gas y petróleo y no sean echados del país Lewis y Benetton”.

La entidad gremial pidió la  la expropiación y estatización de la Usina Eléctrica de Río Escondido propiedad de Lewis, la devolución del Lote 79 donde construyó su mansión el magnate inglés y la recuperación del aeropuerto, con dimensiones similares a las de Aeroparque, que mantiene en la ciudad de Sierra Grande.