Con el proyecto de ley que se tratará este miércoles, las corporaciones de semillas estarían habilitadas a cobrar regalías al agricultor cada vez que utilice la semilla. Por otro lado, el proyecto de ley de alquileres, de no tratarse esta semana, perdería estado parlamentario.

Foto: Jornada Online

La nueva ley recortará el derecho de replantar las semillas obtenidas en las cosechas anteriores. “De esta forma, las corporaciones semilleras estarían habilitadas para cobrar regalías al agricultor cada vez que utilice una semilla, sujeta a los “derechos de obtentor”, es decir, se establecería un cobro por su reutilización” informó el sitio Biodiversidad. 

Las organizaciones que se oponen denuncian que con esta ley se va a otorgar a las corporaciones semilleras (Bayer-Monsanto, Syngenta y otras) el poder para acabar con el “derecho de uso propio” de los agricultores. Algo que constituye la esencia misma de la agricultura. 

Hasta ahora, cuando un agricultor compra semillas ya está pagando por los derechos de propiedad intelectual (o derechos de obtentor). Esto le permite conservar una parte de las semillas que obtiene de la cosecha, para reutilizarlas y sembrarlas en el ciclo siguiente. La ley que se pretende impediría estas prácticas ancestrales de la agricultura.

La iniciativa que propone la derogación de la Ley 20.247 está en condiciones de tratarse en el recinto durante la próxima sesión, que podría realizarse el miércoles 21 de noviembre.

Por su parte, el diputado Luis Basterra (FpV-PJ) consideró que la ley “es absolutamente trascendente para la producción agropecuaria en Argentina”. No obstante, Basterra apuntó contra las empresas de innovación genética: “Para el negocio de semillas hay una sola puerta de cobro, esto significa Bolsatech, varios cientos de millones para Monsanto Bayer, Syngenta y distintos espacios que están capturando una renta”. 

Su compañera de bancada, Elda Pertile, pidió “ampliar la franja para incluir a más agricultores de economía familiar; ellos tienen por costumbre intercambiar las semillas, no comprar a los semilleros”.

Esta semana vence el proyecto de ley para regular los alquileres

El proyecto es impulsado por las asociaciones de inquilinos de distintas provincias y cuenta con el rechazo de las cámaras de inmobiliarias. “La verdad es un proyecto con dos o tres puntos para tratar el tema de los alquileres más justos en la Argentina. Hoy en día es un problema acceder a la vivienda, que esta en la constitución, es un derecho. Podes alquilar o podes comprar, no hay otra forma” aseveró Rubén Díaz, titular de la Asociación de Inquilinos de Río Negro.

“Lo que regula la ley es cómo se aumenta el alquiler. El proyecto  marca dos factores, lo que diga el INDEC en cuanto al Indice de Precios al consumidor y los aumentos salariales” de lo cual se regulará el precio de los alquileres. Otro elemento que cambia es que pasa de 2 a 3 años la duración de los contratos. También se propone la creación de un “Defensor de los inquilinos” para denunciar abusos en la contratación de los alquileres.