Preocupación por la prestación del servicio de transporte urbano en Río Negro

En las principales ciudades de la provincia existe incertidumbre por la continuidad y los costos del transporte urbano de pasajeros tras el anuncio de la quita del subsidio por parte del gobierno nacional. En Viedma, Bariloche, Cipolleti y Roca se pidió autorización para incrementar el valor del boleto.

Foto: Marcelo Miranda

En Viedma, este martes, el servicio de la empresa Ceferino no esta funcionando en protesta por el reclamo de un incremento del precio del boleto que no fue autorizado, hasta el momento por el concejo deliberante.

En Cipolleti, la empresa Pehuenches restringió el horario de prestación, hasta las 22, como una forma de presionar a los ediles para que los autorice a incrementar el boleto urbano.

En Roca la situación no es distinta pues la empresa urbana de pasajeros 18 de Mayo también solicitó al deliberante un incremento del precio del boleto a lo que se suma el reclamo de los choferes para que se efectivice el pago de un aumento del 5 por ciento. Mañana jueves, las dos partes se reunirán para concretar la fecha y forma de pago de la actualización salarial.

En San Carlos de Bariloche, la ciudad más densamente poblada de la provincia, la empresa prestadora del servicio también pidió un incremento del boleto del 20 por ciento. 

Las empresas argumenten que el incremento de los precios de mantenimiento y el combustible además de las actualizaciones salariales, los obliga a revisar las tarifas vigentes.

En el caso de Neuquén capital, el concejo deliberante autorizó un incremento del 12,5 por ciento que entrará en vigencia desde noviembre. La nueva suba se justificó por el acuerdo paritario que firmó el gremio UTA  y el impacto del aumento  del dólar en combustibles y repuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: