El Frente para la Victoria cerró filas en torno a la candidatura de Martín Soria en su Congreso en tanto Juntos Somos Río Negro, en una reunión en Roca, no ahorró críticas para el candidato e intendente roquense. Ambos partidos cruzaron críticas.

 “Juntos nos sumergen en una deuda impagable, en una gestión inexistente con obras que no aparecen, con recurso que se esfuman, con el malestar creciente de nuestro pueblo. El pueblo trabajador comprende lo que decimos porque lo padece en carne propia, la inflación que aniquila sus salarios, los tarifazos que nos prohíben de los servicios básicos, una economía regional devastada y una obra pública absolutamente parada” enumeraba un documento del FPV en un ataque directo a la relación del gobierno de Alberto Weretilneck en sintonía con la gestión nacional de Mauricio Macri.

Por su lado, Juntos criticó el aislamiento en el que esta Roca, por la casi inexistente relación entre la gestión municipal con la provincia y el estado nacional “esta gran preocupación por la situación de aislamiento en que se encuentra la ciudad, que frena en buena medida sus potencialidades, los proyectos truncos que tenía el ex intendente Carlos Soria que no prosperaron por políticas locales deficitarias, y confluimos en que todo lo que se hace en la ciudad, se puede hacer mejor” .

En clara alusión a Martín Soria, en el encuentro realizado en Roca en el que participaron Alejandro Palmieri y Luis Digiácomo, otrora aliados de Soria, se criticó las aspiraciones a la gobernación del jefe comunal “consideramos necesario restañar el vínculo con las instituciones locales, sin importar la orientación política de sus dirigentes, y que “es necesario hablar de Roca”, un asunto relegado por las aspiraciones provinciales de algunos dirigentes de la ciudad”.

Los desencuentros entre el partido provincial y el titular y candidato a gobernador Martín Soria a generado no pocas peleas a través de los medios de comunicación. La última batalla estuvo dada por la quita de subsidios al transporte local, que la comuna pretende que se haga cargo el gobierno provincial.