«A los gobernantes les interesa extraer el gas a cualquier costo»

«Chacra 51» es es el último libro de la socióloga Maristella Svampa donde plasma una historia familiar con el extrativismo, en base al fracking, que se da en Allen. La docente universitaria es re conocida por analizar tópicos como los piqueteros, los barrios cerrados, el proceso del proyecto que se lleva adelante en Bolivia, la minería y los agro negocios, entre otros. Antena Libre dialogó con la socióloga y docente sobre la publicación que desnuda las incidencias de la actividad petrolera en el Alto Valle, en especial, en Allen, de donde es originaria la familia de la escritora.

«El tema principal tema es el de la fractura hidráulica en el Alto Valle. El punto de partida es un historia familiar y local para después dar un panorama más global de lo que es el fracking» afirmó Maristella quien explica que «el punto de partida es personal porque en el 2.011 yo me enteré, por teléfono, que, en la chacra de mi abuelo había una torre de petróleo que había empezado a extraer petróleo y gas y que no había contado con autorización familiar. A partir de eso se desencadena toda una suerte de periplo, yo comienzo a investigar, que es lo que esta sucediendo, todavía no se hablaba de los hidrocarburos no convencionales hasta que en el 2.012, la expropiación parcial de YPF se hace sobre la base de explotar los hidrocarburos no convencionales sobre todo el Vaca Muerta. 20.13 es un año especial, para todos en el Alto Valle porque es el año en que se aprueba el convenio con Chevron. La cuenca neuquina, no hay que obviarlo, abarca, nó solo el yacimiento de Vaca Muerta, si no, el sur de Mendoza y parte de la provincia de Río Negro, sobre todo el Alto Valle.

En Allen existe un yacimiento de calidad, que también es un hidrocarburo que comenzó a ser explotado, casi de manera clandestina, porque el gobierno provincial no reconocía que estaba haciendo fracking, a partir del 2.010, 2.011. Yo uno la historia familiar como punto de partida para también relatar todo el periplo, junto a gente de Allen, oponernos al avance de la explotación del fracking en Allen y también, en Vaca Muerta. Por sobre todo , es importante decir que problematizo todo eso. No es que acepto, sin desnaturalizar, el tema de la explotación petrolera de los hidrocarburos no convencionales, todo eso atravesado con el avance de la crisis agroecológica global y por otro lado, con el desmantelamiento de una economía regional como la fruticultura».

«En la Argentina no se discutió el tema. Hay numerosos países que han prohibido esta técnica, porque es muy lesiva, en términos de impacto territorial, contaminación del agua, superficial y profunda, todo esto en un contexto de aumento de las tasas de accidentes».

Entrevista a Diego Rodil, el investigador que el INTA le impidio difundir un estudio sobre el impacto del fracking en Allen.

Según Svampa «la tecnología es tan agresiva, que esto no sólo provoca accidentes de trabajo , si no, numerosos accidentes que implican derrames, explosiones, algo que se ha visto ya en cantidad en Estados Unidos. Porque, el que coloca en agenda de la geo política el tema del fracking, es Estados Unidos a partir del año 2.000, en una coyuntura el lobby tremendo de las empresas petroleras. Hoy en día también hay una batalla contra el fracking en Estados Unidos y en algunos estados, como el de Nueva York, que han prohibido esta práctica. En Europa, sólo para darles otro ejemplo, Francia, Bulgaria, Alemania, Escocia, Irlanda, han prohibido el fracking. En estos momentos, donde existe mucha resistencia, hay activistas presos porque se oponen al fracking. En España, hay varios lugares donde se ha prohibido y no se ha podido avanzar. Eso nos debería llamar a la reflexión si en otros países se ha prohibido, acá se ha avanzado, en contra de economías ya establecidas como el caso del Alto Valle o en contra de la decisión de las comunidades indígenas como el caso de Vaca Muerta».

La socióloga también tuvo si critica hacia la fruticultura contaminante con la utilización de agroquímicos  pero la presión internacional hizo que se cambiara, en parte, la aplicación de contaminantes.  Svampa reconoció que su libro «Chacra 51» no debe haber sido bien recibido en Allen por sus análisis críticos de la extracción de petroleo y gas, con sus consecuentes remanentes de contaminación, en detrimento de la fruticultura. Se espera que antes de fin de año, la escritora puede viajar a Roca para presentar su libro en una tradicional librería de la ciudad.

Podés escuchar la entrevista completa a Maristella Svampa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.