El gremio Unter, que agrupa a los docentes públicos rionegrinos, resolvió rechazar el ofrecimiento de sumas fijas. Igual camino habían tomado ATE y UPCN. Este lunes los gremios vuelven a reunirse con la exigencia de los gremios de transformar los montos de dinero ofrecidos en remunerativos.

ATE  demanda una mejora en las sumas propuestas por el gobierno y que se otorgue un bono de fin de año que permita “compensar el mayor deterioro producido por la inflación”.

El gremio también demanda que el pago de los montos que eventualmente puedan acordarse sean adelantados, que se establezca un mecanismo de blanqueo y las paritarias se mantengan abiertas, ” teniendo en consideración el presente escenario de gran inestabilidad económica que existe en el país”. 

En el último encuentro la propuesta oficial, ya rechazada por el plenario de secretarios generales de ATE, fue la de abonar sumas fijas de 2.000 pesos en octubre, 2.500 en noviembre y 3.000 pesos en diciembre, totalizando un aumento anual del 35,3% para las categorías menores de la administración pública.

En el caso de la Unter,   está la exigencia de fijar la re apertura de la paritaria salarial en diciembre, para transformar los montos en remunerativos y comenzar la discusión salarial del 2019.