Pedido de alimentos de desocupados en el local de la Anónima en calle San Juan de Roca. Foto: CTA

En este semana se manifestaron diferentes organizaciones sociales en las rutas y frente a supermercados para pedir asistencia tanto del sector público como privado. La semana que viene se incrementará el reclamo, principalmente, en supermercados, que actualmente se encuentran con gran presencia de efectivos policiales y miembros de empresas de seguridad privada.

El FOL, la CCC y el Polo Obrero bloquearon prácticamente todos los accesos a Neuquén capital el viernes reclamando participación en la obra pública, en puestos de trabajo, así como asistencia en los distintos lugar de aportes alimentarios que tienen las organizaciones en zonas de bajos recursos económicos. 

En igual sentido se produjo una fuerte presión sobre el supermercado la Anónima en Roca por parte del la organización de desocupados ODEL, emblemático en la Patagonia y cuyos dueños son parte del gobierno nacional.En principio se había llegado a un acuerdo de entrega de alimentos pero luego la información fue desmentida por referentes locales de la cadena de supermercado.

Miguel Baez, en diálogo con Antena Libre, confirmó que si bien se había llegado a un entendimiento para destrabar el reclamo del viernes por la mañana, en la tarde no fueron entregados los módulos alimentarios. El dirigente anticipó que el lunes “a primera hora” volverán a reclamar alimentos en el mismo lugar.

Corte de tránsito en el tercer puente en Neuquén por parte de organizaciones sociales. Foto: Agustín Orejas

Mientras tanto, la zona cercana a supermercados y los propios locales se encuentran con gran presencia de agentes de seguridad privado y efectivos policiales dentro y fuero de los edificios. 

Esta semana se conocieron datos oficiales del INDEC con respecto a el índice de precios al consumidor, donde la Patagonia es una de las zonas donde mayor incremento durante el 2018 se produjo, sobre todo en los rubros de trasporte, un 34 por ciento, servicios esenciales como agua, electricidad y gas, 28 por ciento y alimentos, un 25 por ciento. En tanto las actualizaciones salariales variaron entre un 15 y un 25 por ciento, en cuotas, en sectores públicos y privados.

A pesar de la existencia de escuelas de jornadas extendidas, que contiene la necesidad alimentaria de muchos niños y niñas, también se incrementaron la asistencia a los merenderos que llevan adelante sindicatos, organizaciones sociales y particulares,.

Un  agravante del cierre de fuentes de trabajo como la planta de Expofrut en Roca, la embotelladora del Comahue en Cipolleti, los despidos en sectores públicos y privados además de la disminución de fuentes de trabajo en la zona rural con la desaparición de chacras que se transformaron en loteos.