El laboratorio estatal PROFARSE  (Productora Farmacéutica Rionegrina
Sociedad del Estado) comenzará a producir Misoprostol según confirmó su titular Marne Livigni, aunque no precisó una fecha de inicio. La totalidad de la producción se colocará únicamente en hospitales públicos rionegrinos y en aquellos en los que los distribuya el Ministerio de Salud de la Nación.

Foto: enredado


El anuncio de fabricar la droga que se utiliza para la interrupción voluntaria del embarazo, llega poco después del debate en el Senado, que frenó la legalización de esa práctica médica.
El Misoprostol sirve para regular la acidez gástrica y se usa como protector ante la gastritis para las personas que toman analgésicos en forma crónica. Como produce contracciones uterinas en mujeres, se descubrió que sirve para interrumpir un embarazo.

La Organización Mundial de la Salud considera que es un medicamento fundamental para garantizar la salud reproductiva de las mujeres.


En nuestro país, la venta del misoprostol solo está prohibida por eso se comercializa en forma combinada con diclofenac, bajo el nombre comercial de Oxaprost 50. Con la nueva disposición del ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ), puede empezar a fabricarse el medicamento especialmente desarrollado para ese fin y orientado al uso ginecológico.


El “nuevo misoprostol” será de administración por vía vaginal y vendrá en presentaciones de 200 microgramos. Los especialistas señalan que tiene varios usos: interrupción de embarazo, tratamiento de hemorragias post parto y expulsión de un feto muerto.
A diferencia del medicamento disponible hasta el momento (Oxaprostol), este nuevo misoprostol no tiene diclofenac, lo que bajaría sustancialmente su costo. 


Fuentes: propias y ADN