Los consorcistas de riego del Alto Valle no participarán del acto de apertura de la temporada 2018-2019 en protesta a la falta de presupuesto para el sector . “El sistema de riego y drenaje se ha tornado insostenible” expresaron los titulares de los Consorcios de Cipolletti, Cinco Saltos, Fernández Oro, Villa Regina, Cervantes y Huergo, y denunciaron discriminación porque en el Valle Inferior hay ayuda gubernamental.


Acequia y compuerta del sistema de riego de una chacha. Foto: Marcelo Miranda

La protesta se produce días antes (el lunes 13 de agosto) de la Apertura del Riego en el Alto Valle, cuando se realiza la apertura de compuertas del Dique Ballester en Contralmirante Cordero. Los sistemas de riego son el eje troncal de la producción frutícola que atraviesa un estado de fuerte crisis, y suma un elemento más -de una larga lista- que complica a los productores, fundamentalmente a los pequeños y medianos.

“Hay mucha bronca en los Consorcios de Riego del Alto Valle”, transmitió un productor que participó de la reunión de la que surgió la misiva elevada a Fernado Curetti, titular del Departamento Provincial de Aguas (DPA)

La nota está firmada por los titulares de los Consorcios de Cinco Saltos, Benito Castillo, de Cipolletti, Eduardo Artero, de Fernández Oro, Carlos Zanardi, de Cervantes, Damián Galan, de Mainqué-Huergo, Andrés Moschini, y de Villa Regina, Diego Barengas.

Según transmitieron los productores, muchos Consorcios están pasando una situación económica terminal, con embargos de fondos y con dificultades para la limpieza mínima de los Canales de Riego. También -dijeron- fueron excluidos de los beneficios de la Ley Nacional de Emergencia Económica de la Producción de Peras y Manzanas, que alcanza a toda la cadena frutícola, incluidas las grandes exportadoras.

Los productores pidieron “que la Provincia apoye económicamente los Consorcios del Alto Valle, que son los que sostienen el Riego de la mayor producción agropecuaria de Río Negro”. En ese sentido marcaron que “el Consorcio del Valle inferior fue asistido con casi 12 millones de pesos, sólo porque está manejado por el DPA”.

El riego en el Alto Valle de Río Negro lo administraba Agua y Energía hasta que el gobierno de Carlos Menem transfieren a la Provincia para su administración, operación y mantenimiento del Sistema de Riego y Drenaje, conformando a tal fin 7 Consorcios. A través del Dique Ballester, se abastece el Canal Principal y desde allí a los Secundarios y sigue el curso que toma cada Consorcio de las distintas jurisdicciones para luego llegar por canales comuneros a cada chacra del Alto Valle. El sistema tiene casi 60 mil hectáreas empadronadas bajo riego.

Fuente: ADN