Quienes realizaron las compras en los últimos días en comercios de la zona del Alto Valle pudieron ver nuevamente una suba en los precios de productos frescos como carnes y verduras. Un kilo de tomate se esta comercializando a 120 pesos en tanto los cortes de carne de vacas ya rozan los 300 pesos.


Comprar carne vacuna, un lujo asiático. Foto: Marcelo Miranda

Si bien siempre a este época del año las verduras incremetan su costo porque la mayor parte se produce de invernadero o proviene de frigorífico, el alza en los precios se tradujo en altos porcentajes de aumento como el caso del zapallito verde, que se vende a casi 100 pesos en las verdulerías de Roca. Una estrategia de venta, en el caso de los supermercado, es preparar bandejas con parte de verduras para abaratar los precios.


El fraccionamiento de las verduras, una estrategia de venta. Foto. Marcelo Miranda

Las carnes también fueron impactadas por el aumento de los precios a pesar de la entrada de productos importados como el cerdo de Brasil que tiene como como el carre de cerdo que se comercializa a 119 pesos. En el caso de la carne de vaca, el lomo sigue siendo lo más caro con un valor aproximado de 270 pesos, la nalga para milanesa, 225 pesos siendo la aguja, utilizada en tucos, uno de los cortes más económicos, a 150 pesos.

 

La inflación de junio fue del 3,7% y acumuló casi 30% en los últimos doce meses

 

Una estrategia utilizada por los vecinos es realizar compras a granel en verdulerias, adquiriendo entre dos familias bolsas de papas, cebollas y zapallo o la compra de carne de vaca “al corte” a un precio promedio de 150 pesos.  Estas compras permiten bajar el costo y luego son repartidas entre los que aportaron dinero para la adquisición de los productos.