Leandro Aparicio, uno de los abogados de la familia de Daniel Solano afirmó que pudieron acceder a información, confirmada con el testimonio de varios testigos, que existirían tres casos más de obreros rurales asesinados en Choele Choel en situaciones similares a la del joven salteño.


Leandro Aparicio, uno de los abogados de la familia de Daniel Solano. Foto: Marcelo Miranda

 

Pedro Cuña, Hector Villagran y Hector Cullibay son trabajadores que aparecieron muertos, uno de ellos sin piernas, y que Aparicio los liga a su condición de trabajadores rurales relacionados con la empresa Agrocosecha, que se encargaba de contratar obreros del norte del país que luego realizaban tareas rurales para la multinacional Expofrut.

“La critica que le vamos a hacer a la sentencia es que de gauchada hablamos de la estafa, aca no se ha probado nada. Ahí yo disiento con el tribunal, si escuchaste 20 testimonios de Mosconi y de Tartagal que dicen que los estafaron… como que no tenés prueba de la estafa” afirmó el abogado en relación a la estafa de la empresa Agrocosecha sobre los trabajadores golondrinas.