Integrantes de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la Provincia (SENAF), quienes denunciaron que “el gobierno provincial vulnera cotidianamente los derechos de los niñas, niños, adolescentes y sus familias a través del vaciamiento del organismo”.


Condiciones en las cuales viven niños y niñas en una toma ubicada al norte de Roca. Foto: Aldo Masini

La denuncia fue realizada en el marco de un encuentro de El Consejo del Niño, Niña y Adolescentes (CoNyA) de Roca llevó a  que organizó la jornada “Niñez y adolescencias trans y políticas públicas”. Los trabajadores plantearon que “hay 500 situaciones sin atender, la mayoría de abuso sexual y maltrato infanto-juvenil. No hay regularidad en el depósito de los fondos para el funcionamiento de todos los programas. No cuentan con movilidad en condiciones para realizar las tareas correspondientes a cada programa que trabaja con la población más vulnerable, niñas, niños, adolescentes y sus familias en situación de violencia y abuso”.

En el planteo también reclamaron que “no se destinan fondos a los programas de prevención para niñez y adolescencia” y que “las condiciones edilicias en donde funciona la Secretaria de la Niñez, adolescencia y familia ponen en riesgo la salud y la vida de todos los trabajadores”. En este sentido, solicitaron el apoyo del Concejo Deliberante roquense para exigir al gobernador y su gabinete que “garanticen el efectivo cumplimiento de las políticas sociales de niñez, adolescencia y familia”.