La medida de protesta es impulsada por el gremio ATE en rechazo al aumento salarial del 13 por ciento y a la reducción de las prestaciones de la obra social de los jubilados. El incremento de haberes fue otorgado con el aval del gremio UPCN.


Foto: ATE

El Sindicato también resolvió movilizarse hasta la Sede Central de la Obra Social de los jubilados y enviar una comitiva de trabajadores rionegrinos a Buenos Aires, para que participen de la protesta que se iniciará el miércoles a las 12  frente a las oficinas de Corrientes 655.

Los trabajadores del PAMI atenderán sólo urgencias en la sede provincial de Roca, como en el resto de las oficinas de la provincia, y “no descartan definir la continuidad del plan de lucha anunciando nuevos paros en las próximas semanas” anticipó el gremio ATE.

Según el gremio “considera que el 13% anual ajusta brutalmente los salarios de todos los empleados del Instituto, teniendo en consideración que todas las proyecciones inflacionarias, aún las realizadas por consultoras oficialistas, arrojan como resultado un acumulado de entre el 28% y 33% a diciembre del 2018”.

La entidad sindical  denunció que el PAMI lleva a cabo en este momento una “drástica reducción en su cobertura y expone a decenas de miles de jubilados de la provincia a un riesgo de muerte por falta de prestaciones, medicamentos, prótesis y atención médica”.