En un plenario de comisiones, el grupo de diputados que respalda el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo logró este martes la firma del dictamen de mayoría que el miércoles será abordado en el recinto de la Cámara baja.


Comisión en Cámara de Diputados de la Nación. Foto: Cámara de Diputados de la Nación

Con 64 firmas, el grupo de diputados a favor de la despenalización se impuso sobre el sector que impulsaba un dictamen de rechazo (que obtuvo 57 firmas), con lo cual la iniciativa de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se tratará en primer lugar en el temario de la sesión de este miércoles en el recinto.

“Hemos tenido un debate respetuoso, tolerante, en paz. Le pedimos a todos los que se manifiesten mañana que sigan el ejemplo de los que hicimos este debate. Esperemos que mañana tengamos una sesión en paz. El espacio público es de todos”, afirmó el presidente de la comisión de Legislación Penal, Daniel Lipovetsky, quien moderó el debate del plenario que se realizó en el anexo de la Cámara de Diputados.


El texto consensuado contempla el refuerzo del cumplimiento de la ley de educación sexual integral; la incorporación de un registro estadístico de las cifras sobre abortos; y la capacitación en perspectiva de género a profesionales de salud a fin de brindar contención a las mujeres que deseen realizar una interrupción voluntaria del embarazo.


 

En tanto, el texto de rechazo a la iniciativa que contempla la despenalización del aborto reunió 57 adhesiones. Los diputados Karina Molina (PRO), Lucas Incicco (PRO), Gisela Scaglia (PRO), Rosa Muñoz (Trabajo y Dignidad) y Estela Regidor (UCR) fueron los encargados de leer el dictamen de rechazo.

“El debate llevado a cabo nos obliga a no mirar para otro lado, debemos reconocer que el embarazo no deseado es un problema, pero en función de ello debemos trabajar en propuestas superadoras que promuevan el respeto por toda vida humana e incluyan una atención especial a la situación de las mujeres desprotegidas o que se sienten forzadas a abortar. Hay otras maneras de reducir el número de abortos que no sea legalizando más muertes. El aborto suma más vulnerabilidad que no podemos desconocer a la hora de proteger la salud física y emocional de las mujeres”, resume el texto.

Fuente: Noticias Argentinas y Cámara de Diputados de la Nación