La UPCN solicitó ayer al gobierno provincial que reabra las discusiones salariales. Lo hizo a partir del dato que el 4,5% decretado para este primer semestre “está muy lejos de ser un aumento suficiente para cubrir las necesidades de los trabajadores”.  Además argumentó que  la inflación en cuatro meses ya es superior al 10% y la interanual supera el 26%.



 

El gremio que conduce Juan Carlos Scalesi consideró que los haberes de los trabajadores de la Administración Pública (“los más bajos de los tres poderes y los que menos porcentaje de aumento están recibiendo”) vienen perdiendo la capacidad de consumo, y esto es “a causa de lo ya decretado como incremento, la falta de cumplimiento de lo estipulado en las actas de 2016 y 2017 y la escalada inflacionaria de estos últimos meses”.

 

El pedido de la UPCN a una nueva convocatoria de reunión en la Mesa de la Función Pública, radica en “la apremiante necesidad de una gran mayoría de trabajadores que necesitan de manera perentoria una solución”.

 

Desde la entidad sindical subrayaron que “la correspondencia del tratamiento de reforma de la Ley de la Función Pública en un contexto de discusión salarial dio un resultado muy perjudicial para todos los trabajadores de la Administración Pública y consideramos que, pasado ya el momento y aprobada dicha reforma, es hora de volver a lo que interesa a todos los compañeros, que es la mejora de sus percepciones mensuales y la valorización de sus salarios”.

Fuente: ADN