En distintos sectores de Roca se puede ver y oler la situación de saturación del sistema cloacal  con desbordes constantes en las calles, como la que se vive frente a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales o los vertidos en los desagües que luego van a parar al río.  La presidenta del Concejo Deliberante, Celia Graffigna estuvo en barrio Quintu Panal, donde los vecinos le contaron sus padecimientos.


 

Un desborde que lleva años en la calle Damas Patricias a la altura de barrio Japonés. Foto: Marcelo Miranda

 

La presidente del Concejo Deliberante de Roca,  Celia Graffigna estuvo con los  vecinos del Barrio Quintu Panal por las reiteradas quejas que vienen realizando en ARSA y DPA por la rotura del pavimento en calle Belgrano entre las calles Bolivia y Canadá  y el olor nauseabundo que emana sobre todo por las noches.

Los vecinos manifestaron “Estamos cansados de concurrir al DPA y ARSA  para solicitar  solucionen la rotura del pavimento de más de media cuadra que dejaron cuando teníamos perdida de agua servidas”. Hace más de un año que venimos reclamando el arreglo del pavimento que el Municipio nos hizo y no dan respuesta, el  pavimento  es nuestro porque  ya lo pagamos, no es cuestión de la Municipalidad” manifestó Rosa Puebla.

Otra vecina Mirta Tripailao también se sumó a la protesta  “las piedras con las que rellenaron el paño faltante del pavimento al circular los vehículo rompen los vidrios  y el continuo polvo que se levanta me afecta la salud ya que tengo asma. La única respuesta que obtuvimos  es que no tienen presupuesto para arreglarlo”.


También podés leer Una de las principales entradas a Roca en estado de abandono


También les preocupa y les molesta el olor nauseabundo que emana en la intersección de la calle Belgrano y Canadá sobre todo por la noche, por esto también realizamos  los reclamos correspondientes y tampoco nos dieron  respuesta”.  Graffigna  se comprometió a reforzar los reclamos de los vecinos y les manifestó que esta queja es una constantes de los distintos barrios de la ciudad remarcando “la desidia e inoperancia de estas empresas en su accionar” en referencia a las empresas ARSA y DPA.