La escuela primaria de Roca, ubicada en el sector de las 250 viviendas,  no esta dictando clases por las obras que se están realizando en el edificio. El año pasado, los padres y madres detectaron fallas estructurales en el primer piso por lo que pidieron intervención a las autoridades educativas.

Después de varios  informes, desde el Consejo Provincial de Educación se decidió realizar las reparaciones necesarias que estaban previstas que terminen en febrero de este año. A la fecha continúan los trabajos por lo que desde Educación se propuso utilizar una parte del edificio para el dictado de clases. Silvia Sanchez, una de las madres que se movilizó por la problemática afirmó que ” no vamos a permitir que nuetros hijos tomen clases con la obra en ejecución”.