1. Así declaró en diálogo con Antena Libre el cura párroco de Choele Choel, quien hace años viene acompañando a la familia Solano en la búsqueda de Daniel. Bonin estuvo presente durante los 30 días de trabajo en el Jagüel del campo “La Manuela”, donde se piensa se encontrarían los restos de Daniel Solano.

Desde la semana pasada la empresa que lleva a cabo las excavaciones en el pozo, decidió volverse temporalmente a Salta para cumplir con compromisos laborales que tiene allí. “La empresa consideraba que el tiempo que le iba a demandar iba a ser entre 10 y 15 días, así que se vinieron con una organización para afrontar ese tiempo de tareas, pero  empezaron a surgir inconvenientes” aclaró Bonin, quien destacó la buena voluntad y compromiso de los trabajadores con la causa.

“El trabajo que se hizo fue enorme, pero los resultados fueron pobres” aclaró apenado el cura de Choele Choel en relación a los 30 días en el pozo que incluyó el trabajo con las máquinas de extracción y la presencia de 3 grupos de antropólogos. A pesar de los inconvenientes, se avanzó alrededor de 15 metros en el vaciamiento del Jagüel y faltarían 15 metros más.

Bonin también remarcó que el lugar fue adulterado y culpó a la justicia por no autorizar a los “jagüeleros” la bajada al pozo a tiempo. Sin embargo aclaró que fue positivo poder constatar la adulteración: “Lo primario es encontrar a Daniel pero hay una cuestión importante y es que se constató la adulteración del Jagüel, desde Agosto de 2015 a hoy se constataron modificaciones”. Por último Bonin mostró su conformidad con las últimas medidas de la justicia: “Ahora afortunadamente la justicia está haciendo lo que no se hizo desde antes del 2018 que es admitir que puede estar el cuerpo de Daniel Solano en el jagüel  y preservar la escena para darle tranquilidad a la familia de que nadie va a modificarlo”.