EDUCACIÓN

El gremio que agrupa a los docentes públicos en Río Negro  rechazó la compra de relojes para registrar la asistencia. La operación tuvo un costo mayor a los cuatro millones y medio de pesos mientras, según el sindicato, se carece de elementos para realizar la tarea cotidiana en las escuelas.


Imagen ilustrativa: Foto: ip.gov.py

Con la compra de 450 relojes, destinados a registrar la asistencia de trabajadores docentes y no docentes, “el gobierno muestra que le importa más vigilar y castigar, que discutir la redistribución del presupuesto educativo, para insumos y mantenimiento de las instituciones educativas” denunció el gremio Unter.

De acuerdo a fuente gremiales, el costo total de la compra de relojes habría sido de  4.490.000 pesos.

 El gremio exigió “la inmediata intervención de los organismos de control de gasto del estado, porque   esta supuesta licitación  implica el pago de $ 9977 por unidad de un producto, que en el mercado no supera los  $ 4000.  Las cuentas son fáciles, sin calcular el descuento por compra mayorista por el volumen de la compra, se pagarán, como mínimo, 2.500.000 de más”.