Desde ayer trabajadores de Cervantes están realizando una huelga de hambre en reclamo “del minimo garantizado por ley,la empresa hace trabajar a destajo dando precios bajos por lo que los compañeros ganan 200 pesos y eso es lo que la firma paga, siendo que deberia reconocer los $556,47″ se informó desde el gremio de los trabajadores rurales, UATRE.


Foto: facebook Sergio Alarcón

Desde el gremio también denunciaron que la empresa de capitales extranjeros no reconoce los permisos gremiales y  “amenaza constantemente a los trabajadores”.

El conflicto se suma a los que se produjeron en los últimos meses en las firmas frutícolas Expofrut y San Formerio donde hubo reclamos por atraso en el pago salarial o por intento de reducir la cantidad de trabajadores. En el caso de San Formerio, empresa de capitales regionales, el gremio denunció que la firma entrega 1.500 pesos semanales sobre deudas salariales que llegan a los 50.000 pesos. Sergio Alarcón, Secretario General del gremio en Roca, advirtió que si el 22 de noviembre no se cancelan las deudas, “volveremos a protestar frente a la empresa”.