El proyecto comprende un paquete de modificaciones en el impuesto a las Ganancias, IVA, seguridad social, aranceles a importaciones y contribuciones patronales. El Gobierno presentó este lunes en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Reforma Tributaria, con el objetivo de que comience a debatirse en comisiones en los próximos días y sea tratada en el recinto en sesiones extraordinarias, en diciembre.


La reforma implican  modificaciones en el impuesto a las Ganancias, IVA, seguridad social, aranceles a la importación, y contribuciones patronales. Tal como se preveía, se fijaron mayores impuestos a los combustibles, tabaco y bebidas azucaradas (en este último caso, pasan del 8 al 17 por ciento), mientras que se ratificó la marcha atrás en los gravámenes adicionales al vino, a los espumantes y a la cerveza, tras el rechazo de las provincias productoras.

A través de esta reforma, el Gobierno apunta a una rebaja gradual de la presión impositiva en cinco años, con un impacto del 1,5 por ciento en el PBI: no obstante, estiman que tenga un impacto neutro en la recaudación a través de la baja de los mecanismos de evasión impositiva.

Entre los aspectos principales de la reforma tributaria se encuentra una reducción de la alícuota del impuesto a las Ganancias para utilidades no distribuidas de las empresas (del 35% al 25% al 2021), la posibilidad de computar el pago del Impuesto al Cheque a cuenta de Ganancias, y la implementación del mínimo no imponible para contribuciones patronales (las empresas sólo pagarán por el excedente).

Fuente: N .A.