Foto: Jornada Online

Desde la Multisectorial contra la semilla Monsanto plantearon su rechazo a la modificación planteada para la llamada “ley de semillas” que será tratada hoy en la reunión de Asesores de la Comisión de Agricultura y Ganadería que se realizará a las 14 hs.


Para entender este tema podes leer la ley de semillas vigente y “Germen de conflicto”


“Tal como lo hemos planteado en la Consulta Pública realizada desde la Comisión de Agricultura el año pasado rechazamos los proyectos de Ley en discusión pues la mayor parte de ellos propone la limitación de la posibilidad de guardar semillas por parte de los agricultores y la criminalización de las semillas nativas y criollas impidiendo el libre intercambio entre productores familiares, campesinas y campesinos y pueblos originarios” según denunciaron desde la multisectorial .

Principales puntos de reclamo de una Ley de Semillas en Argentina:

  • El rechazo a toda forma de propiedad intelectual sobre las semillas. Las semillas agrícolas han sido y siguen siendo una creación colectiva de los pueblos y los intentos de apropiación y privatización a través de los derechos de obtentor, patentes o normas de calidad son una amenaza a la soberanía alimentaria de los pueblos.
  • Garantizar la libre circulación, intercambio y comercio de las semillas nativas y criollas impidiendo su apropiación y monopolio por parte de corporaciones.
  • Revalorizar y relegitimar los conocimientos, saberes, creencias y prácticas locales, tradicionales y ancestrales de las campesinas y los campesinos, indígenas y afrodescendientes y demás comunidades.
  • Promover y garantizar su uso de las semillas criollas y nativas en el marco de un impulso a la producción agroecológica en manos de campesinos y campesinas, productores y productoras familiares y pueblos originarios.
  • Abandonar el impulso al agronegocio, el control corporativo de nuestra agricultura, el uso de semillas transgénicas y la aplicación de agrotóxicos y la entrega de nuestros bienes naturales a través de los Tratados de Libre Comercio; promoviendo una transición urgente hacia un modelo regional agroecológico de base campesina con real participación de las comunidades involucradas. En este sentido, consideramos urgente e imprescindible avanzar en un proceso de reforma agraria integral que recupere el territorio para las mayorías sociales.