Estudiantes de Diseño construyeron un recolector para «cuidar» las espaldas de los peones rurales

 

 

Cosechador en la zona de Valle Medio. Foto: Sergio Heredia

Desde la Universidad Nacional de Río Negro se están realizando una serie de proyectos de extensión que tienden a solucionar problemáticas de todos los días. Uno de los aportes es la construcción de un recolector de frutas que ayuda a soportar  el peso, sin dañar el físico de  los obreros que realizan la cosecha. En el diseño se tuvo en cuenta cuidad especialmente la espalda del trabajador que debe subir y bajar escaleras además de transportar la fruta hasta los bines con sumo cuidado para no golpear las peras y manzanas.

 La extensión es la función universitaria que constituye, junto a la investigación y la docencia, uno de los tres pilares de la actividad educativa. Se trata de asumir su función social que no es más que la de contribuir a la mayor y mejor calidad de vida de la sociedad.

«En las áreas de proyectos fueron presentados seis propuestas, por ejemplo, la gente de diseño trabajo con la comunidad de pollos caseros que tenían problemas para faenarlos con lo cual la gente de diseño -carrera de diseño industrial- hizo un faenador» explicó Martín Vesprini, Secretario de Extensión de la sede Alto Valle.

También se realizan prácticas entre carreras de la misma Universidad como el caso de Diseño Industrial y Odontología. En este caso la carrera que tiene sede en Allen realiza asistencia a comunidades mapuches en la región sur para lo cual se dotó de una camilla especial «que sea facilmente transportable.

Para los estudiantes de la Universidad rionegrina es una parte de su formación la tarea «social» por lo que en el caso de la Paleontología los estudiantes realizan la capacitación de los trabajadores de los museos que están ubicados en la zona del Alto Valle.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.