Foto: http://www.rionegro.gov.ar

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, anunció ayer la decisión de excluir a todo el ejido de Viedma de los posibles lugares para la instalación de una central nuclear para la producción de energía eléctrica. La medida se adoptó a partir del rechazo expresado por gran parte de la sociedad de la capital provincial a esta posible radicación. “La planta se ubicará en un lugar que cuente con el acuerdo de la comunidad”, expresó.

 

 

 


Después del anuncio oficial del gobenador Alberto Weretilneck de que la central nuclear no se haría en Viedma, el intendente de Sierra Grande, Nelson Iribarren, volvió a declarar que su localidad acepta el proyecto. Iribarren, en declaraciones a  FM Libre de Chubut ya había anticipado hace dos meses la decisión. Según el intendente ve  “con mucha factibilidad y va a pelear para que se construya ya que durante casi 8 años demandaría mucha mano de obra y una vez terminada, muchos empleos directos”.

Sigue la protesta a pesar de los anuncios

A pesar del anuncio oficial, continua el accionar de distintas organizaciones para rechazar el proyecto en el territorio rionegrino.  Para el 9 de agosto esta previsto una movilización en Viedma capital que también tendría su replica en Roca y Neuquén capital.


También podés leer “vecinos se oponen a la instalación de una planta nuclear”