En su primer mes en la Universidad del Comahue, Sergio Avalos decidió que era momento de salir a conocer la ciudad de Neuquén. Hacia poco tiempo había llegado del Picún Leufú, un pequeño pueblo de la provincia, para  cursar la carrera de contador público.

Junto a sus compañeros de residencia universitaria entraron al boliche Las Palmas. Nunca mas se lo vio salir del lugar. Desde ese momento comenzó una lucha de sus familiares y compañeros para saber qué había pasado. Mercedes Avalos, hermana de Sergio, esta segura de que ha su hermano “lo desaparecieron”.

La última vez que vieron a Sergio  los compañeros  de residencia universitaria fue a las siete de la mañana del sábado 14 de junio de 2003 cuando estaba bailando con una chica en una de las pistas.

En el boliche Las Palmas, con capacidad para casi 10.000 personas, trabajaban cerca 40 agentes de seguridad pertenecientes a diferentes fuerzas.

Es por esa razón que una de las teorías apunta a una posible “paliza” a Sergio de los agentes de seguridad,   afirmó Pablo Kraulec, en ese entonces dirigente estudiantil de la Federación Universitaria del Comahue.

Foto infojus

La Fundación Activar, contra la impunidad responsabilizó “a Jorge Sobisch  por  su inacción y encubrimiento de las fuerzas represivas y empresarios amigos a  Jorge Sapag  por continuar el mismo manto de impunidad, a  Ana Pechen por priorizar su carrera política en lugar de accionar. A Poder Judicial de Neuquén , por  brindar una Justicia ciega, sorda y adicta al Movimiento Popular Neuquino.  Al intendente de Neuquen Horacio Quiroga, ya que a poco tiempo de reasumir en la intendencia de la ciudad, ha permitido la re apertura del Boliche Las Palmas lugar dónde Sergio fue visto por última vez y la gestión  de la Universidad Nacional del Comahue a cargo de Teresa Vega, quién retrasó durante 6 años la presentación de la UNCo en la Causa Judicial como amicus curiae”.

Foto: 8300.com.ar

La semana pasada también se conocieron declaraciones desde el Centro de Estudiantes de la Facultad de Economía donde se puso hincapié sobre la figura ex fiscal Sandra González Taboada “quien durante 10 años retrasó varias acciones para llevar adelante la causa”.

Este miércoles se cumplen 14 años de la desaparición del estudiante; la comunidad universitaria y sus familiares vuelven exigir justicia para Sergio.