Tras el anuncio del gobernador Alberto Weretilneck que se construirá, a partir del 2019, una planta nuclear en la provincia, la diputada nacional Silvia Horne presentó un pedido de informe al Ministro de Energía, Juan José Aranguren para que brinde información sobre seguridad y catástrofes nucleares.

Foto: anguerde.com
Foto: anguerde.com

En agosto del año 2006, el gobierno nacional relanzó el Plan Nuclear Argentino. Enmarcado en este relanzamiento, a fines del año 2009 fue sancionada la Ley 26.566, que declaró de interés nacional entre otras cosas, la terminación de la Central Nuclear Atucha II y la construcción de dos nuevas centrales nucleares. En septiembre del año 2013 se suscribió un Memorándum de Entendimiento a fin de profundizar la cooperación económica y comercial a largo plazo entre la República Argentina y la República Popular China en la que se incluía la posible construcción de dos centrales nucleares.

 

La diputada Nacional Silvia Horne expresó: “el gobernador y la Secretaría de Ambiente de Río negro deberían ponerse a la altura de las exigencias que implica la puesta en marcha de una central nuclear.”  Ante este planteo se presentó un pedido de interpelación al Ministro de Energía Nacional, Juan José Aranguren a fin de que se expida básicamente sobre tres ejes: política ambiental, política energética, y el respeto irrestricto de la normativa vigente en materia de seguridad y prevención de catástrofes nucleares.