Pasear entre la basura de la ciudad/ OPINIÓN

A pesar que existen estructuras en el orden municipal, provincial y nacional para proteger la contaminación del medio ambiente, la tarea de los funcionarios no siempre implica salir «a campo» y ver que esta pasando en su entorno inmediato. Carlos, vecino de Roca, en una tarde de otoño, pudo verificar solamente con seguir la traza de la ruta provincial 6, que la situacion es mas que preocupante por la gran cantidad de basura que se puede encontrar.

Por Carlos A. Gonzalez/ Fotos: Marcelo Miranda

20170513_113603


El primero de mayo como tantos otros días y aprovechando el feriado salí a disfrutar del hermoso tiempo que nos brinda este otoño, recorriendo la zona norte de General Roca por el camino al Aero club y ruta 6, desde el cruce con la ruta 22 hasta la central termoeléctrica. Grande fue mi desazón esta vez al ver el calamitoso estado en que se encuentra toda el área como consecuencia del arrojo sistemático de residuos de todo tipo; desde bolsas domiciliarias con vaya a saber que contenidos (muchas de ellas rotas por la acción de la también enorme cantidad de perros) hasta importantes volúmenes arrojados sin duda por vehículos de carga (camionetas o camiones) distribuidos a lo largo de centenares de metros sin ningún reparo constituyendo lisa y llanamente un basural a cielo abierto.


20170513_113059


Esta vez además contabilicé los restos de cinco o mas perros muertos en avanzado estado de descomposición y con los cuerpos destrozados sobre la calzada de la misma ruta sin que nadie haya siquiera intentado evitarlos o correrlos hacia la banquina para por lo menos no pasar por sobre sus restos sin ninguna contemplación como se aprecia a simple vista. El olor nauseabundo ocupa gran parte del espacio y hace difícil respirar normalmente durante el recorrido. La cantidad de moscas, mosquitos y jejenes que me atacaron, me hicieron recordar que desde hace unos meses se están levantando voces de alerta por la invasión de estas especies en toda la ciudad.

Hoy además el espectáculo mas dantesco lo ofrecían las densas columnas de humo que se levantaban en los espacios cercanos a las viviendas que se han desarrollado estos últimos años en la zona sobre la barda norte, producto seguramente de quemazones de la misma basura o tal vez otros contenidos peores porque el olor era insoportable, desplazándose por efecto del viento hacia las área mas pobladas de la ciudad inundando todos los barrios a su paso.

Allí observando desde lo alto y viendo ese espectáculo desalentador me pregunté ¿a quien le puede importar que la contaminación ambiental nos esté matando de a poco, si los sinvergüenzas de siempre que cada vez son mas, conviven con nosotros en la calle, en el trabajo, en la escuela y no ven mas allá de sus propias narices?


Entrada de Roca por el sector norte a través de ruta 6.
Entrada de Roca por el sector norte, a través de ruta 6.

Seguramente habrá muchos que como yo pretenden disfrutar de la vida al aire libre y se chocan con esta realidad, muchos que quisieran mas y mejor salud para ellos, sus hijos y sus nietos, pero no veo que levanten un solo dedo para llamar la atención de los que nos están asfixiando

a) Los desaprensivos que provocan el daño

b) Las autoridades que según las ordenanzas y reglamentos deberían evitarlo protegiendo a la población de la acción de estos delincuentes.

No creo que haga falta mucho recurso para combatirlos, la presencia de Guardias Ambientales como se observan de vez en cuando por la zona de Paso Cordoba sería un buen comienzo mas la acción directa de una cuadrilla de limpieza y recolección una vez por semana. Inclusive se podría avanzar en un programa de Protección Ambiental para ser difundido en las escuelas y de este modo despertar la conciencia de los niños y jóvenes en el cuidado de nuestro medio ambiente. Recuerdo algunos proyectos en los que se declaraba un día por mes el Día del Medio Ambiente y todas las escuelas organizaban salidas con padres y alumnos para colaborar en la recolección de residuos por las bardas en un intento por comprometernos a todos en este gran desafío para el futuro.

Espero que ese momento nos encuentre mas sanos y unidos en cuestiones tan trascendentes para la salud del mundo.

Carlos A.Gonzalez. DNI 10.595.132

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: